“LA AERONÁUTICA Y EL TANGO”


Se llevó a cabo en el Museo Nacional de Aeronáutica, en el marco de los 50 años de su inauguración y del Centenario de la Aviación Militar Argentina
--


Denominado “Baile de los Aviadores 2012, la Aeronáutica y el Tango”, el evento se desarrolló en horas de la tarde del sábado 29 de septiembre, en los hangares del Museo Nacional de Aeronáutica (MNA) de Morón.

“Con la idea de rememorar la década del ´20, el Museo reunió dos pasiones argentinas en un mismo lugar con el objetivo de recuperar y fijar el patrimonio intangible aeronáutico. En los albores del siglo pasado, el tango y el vuelo revolucionaron la época. Los primeros aviadores fueron tratados como héroes y sus hazañas sirvieron como fuente de inspiración para músicos y poetas”, cuenta Julia De Costa, jefa de Relaciones Públicas del MNA.

Asimismo, por esos años comenzaron a realizarse los famosos “Bailes de los Aviadores” en los cuales figuras como Ada Falcón resultó “Reina de los Aviadores” estrenando tangos como “Oro y Seda” o “Bésame en la Boca”.

En la ocasión, la Orquesta de Concierto de la Fuerza Aérea Argentina deleitó a los presentes con tangos populares –interpretados por la cantante Marcela Antich- a la vez que con sus acordes acompañó al Ballet Argendanza que brindó un espectáculo. Asimismo, jóvenes con capacidades diferentes que integran el “Taller San Lorenzo” bailaron junto a sus profesores.

Uno de los momentos más significativos fue cuando el comodoro Néstor Padilla, director del Museo, rindió homenaje a figuras del ambiente artístico, como fue el caso del maestro Horacio Ferrer, presidente de la Academia Nacional del Tango, que fue distinguido por el rescate del patrimonio tanguero y su contribución a la identidad nacional.

También se reconoció a Walter Piazza por continuar con el legado musical heredado de su tío, el pianista Osmar Maderna, y al cantante y autor Oscar Fresedo que mantiene vivo el recuerdo de su padre Emilio y su tío Osvaldo (este último obtuvo la matrícula como aviador en 1923 y compuso el tango “La Ratona” en honor al avión que volaba con frecuencia).

Otra agasajada fue Nelly Omar quien desde pequeña soñaba con volar y fue amiga de Carola Lorenzini, una de las más grandes aviadoras de nuestro país. La cantante fue distinguida por su entrega a la difusión de la cultura popular y su vocación al vuelo.







Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS