“LA BIBLIOTECA NACIONAL DE AERONÁUTICA ABRE CAMINOS, DA LUZ Y TAMBIÉN ENSEÑA A VOLAR”


Fueron las palabras de su director, comodoro Ricardo Benedetti, en un nuevo aniversario del establecimiento
Por Lic. Cecilia Vergara / Fotos por División Fotografía de la FAA
87º Aniversario de la creación de la Biblioteca Nacional de Aeronáutica 87º Aniversario de la creación de la Biblioteca Nacional de Aeronáutica 87º Aniversario de la creación de la Biblioteca Nacional de Aeronáutica 87º Aniversario de la creación de la Biblioteca Nacional de Aeronáutica 87º Aniversario de la creación de la Biblioteca Nacional de Aeronáutica 87º Aniversario de la creación de la Biblioteca Nacional de Aeronáutica  II SEMINARIO DEL CICLO DE DEBATES EN PARANÁ


En el marco del 87º Aniversario de la creación de la Biblioteca Nacional de Aeronáutica, el 5 de septiembre, en la Sala “Ingeniero Aviador Jorge Alejandro Newbery” -ubicada dentro de las instalaciones del Círculo de Oficiales de la Fuerza Aérea Argentina (FAA) de la calle Córdoba- se llevó a cabo una ceremonia alusiva. Fue presidida por el subjefe del Estado Mayor General de la FAA, brigadier mayor “VGM” Rodolfo Centurión.

Entre los asistentes al evento se encontraban presentes ex titulares de la Institución; brigadieres, brigadieres mayores y comodoros en actividad y situación de retiro; representantes de las Fuerzas Armadas y Fuerzas de Seguridad; personal militar y civil e invitados especiales.

Tras una breve reseña sobre la creación de la Biblioteca, la Orquesta Sinfónica de la Fuerza Aérea ejecutó los acordes del Himno Nacional Argentino acompañados por la voz del tenor Marcelo Gómez. A continuación, se leyó el mensaje enviado para la ocasión por el jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina (JEMGFAA), brigadier general “VGM” Mario Miguel Callejo.

Luego, el director de la Biblioteca, comodoro Ricardo Benedetti, hizo uso de la palabra: “Esta Biblioteca Nacional fue concebida como un ámbito único sobre la siguiente premisa: fundar un centro de investigación y consulta que facilite la cultura y el conocimiento necesario al profesional y público en general, para que la actividad aérea adquiera la difusión indispensable para su desenvolvimiento. Aquí brilla la estrecha relación entre historia y actividad aérea”.

Asimismo, el comodoro afirmó que “la Biblioteca Nacional de Aeronáutica abre caminos, da luz y también enseña a volar. No es de extrañar que desde 1927 sea única en su estilo como centro cultural y técnico aeronáutico consultado por investigadores nacionales y extranjeros, organizada de acuerdo a modernos conceptos que facilitan información relevante para organismos estatales y privados sobre temas de índole aeronáutica y espacial”.

“En el necesario balance que en este aniversario intentamos efectuar, debemos un recuerdo siempre vivo a nuestros precursores y a todos nuestros hombres de la Patria, pero también quiero destacar a todos los hombres de la Fuerza Aérea Sur como también a los que están entre nosotros, pero muy especialmente a los 55 hombres, el mejor escuadrón aéreo que siempre tuvimos, que se fueron en el fulgor del combate”, concluyó emocionado el comodoro Benedetti.

A continuación, se leyeron las resoluciones del JEMGFAA que nombran miembros honorarios de la Biblioteca al Centro Aeronáutico de Estudios Estratégicos y a la Dirección de Estudios Históricos de la FAA. El comodoro Benedetti entregó presentes alusivos a los titulares de dichos organismos: brigadier general (R) “VGM” Rubén Montenegro y comodoro (R) “VGM” Oscar Aranda Durañona respectivamente.

Posteriormente, el brigadier mayor (R) Carlos Albanese, en representación del presidente del Instituto Nacional Belgraniano, entregó al director de la Biblioteca una colección bibliográfica sobre la vida del General Manuel Belgrano y una cerámica histórica.

La ceremonia concluyó con la marcha cantada “Ingeniero Jorge Newbery” por parte de la Orquesta.

Luego, las autoridades junto a veteranos de la Guerra de Malvinas se dirigieron a la Sala Temática “Héroes de Malvinas”. Allí, se descubrió y puso en valor el “Cofre del Tiempo” que guarda el Pabellón Nacional. Asimismo, el brigadier mayor Centurión y el brigadier general (R) Crespo descubrieron una placa alegórica en reconocimiento al mérito, desempeño profesional y patriotismo en la planificación y conducción en el Conflicto del Atlántico Sur al Estado Mayor de la Fuerza Aérea Sur (FAS). Al finalizar, se efectuó un minuto de silencio en memoria de los héroes de la Institución caídos en Malvinas. Para finalizar, autoridades y ex combatientes firmaron el Libro de Oro.

A continuación, se invitó a todos a compartir un ágape en la Sede Central del Círculo de Oficiales. En el mismo se entregaron presentes recordatorios al brigadier general (R) Crespo, al brigadier mayor (R) Carlos Albanese y a la señora Luisa Quiroga, en representación de la familia Newbery.

El brindis final estuvo a cargo del brigadier general (R) Crespo, quien expresó: “Dicen que es imposible volver atrás en el calendario. Pero sí es posible, con la nueva sangre que tiene la Fuerza Aérea, sentirse reivindicado a pesar del almanaque y ver que los más jóvenes tienen los mismos principios y el mismo entusiasmo que teníamos nosotros en aquella época. Yo brindo por toda esa gente que va a continuar lo que hicieron todos los veteranos y que es un ejemplo en el país y en el extranjero”.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS