VISITA A LA ESCUELA “COMODORO RODOLFO DE LA COLINA” EN TUCUMÁN


Una comitiva integrada por personal de la II Brigada Aérea con asiento en la ciudad de Paraná viajó a Tucumán y recordó un nuevo aniversario del derribo del Lear Jet 35 A
Fuente: PC Sergio Otero, II Brigada Aérea
Docentes y autoridades de la Escuela Rodolfo de la Colina La Banda de Música de la II Brigada Aérea interpretó las estrofas del Himno Nacional Argentino Las banderas de ceremonia Himno Nacional interpretado por niños sordomudos en lenguaje de señas El comodoro Marangone donó una bandera de ceremonia Las autoridades colocaron una ofrenda floral al pie del altar La hija del comodoro Rodolfo de la Colina recibió un banderín del escudo que identifica a la institución


A eso de las 08:06 hs. levantaba vuelo el TC- 79 (Fokker F-27) rumbo a Tucumán, con el fin de visitar y hacer llegar el afecto de la II Brigada Aérea a la Escuela N° 260 “Comodoro Rodolfo Manuel de la Colina”, con motivo de conmemorase, el pasado 7 de junio, el 32º aniversario del derribo del Lear Jet 35 A, matricula T -24, durante el conflicto del Atlántico Sur.

Luego de aproximadamente 2 horas y cuarto de vuelo, descendía el avión proveniente de la Unidad con asiento en Paraná, en el Aeropuerto Internacional “Teniente Benjamín Matienzo” de la localidad de San Miguel de Tucumán.
Ya casi en horas del mediodía hizo su arribo al establecimiento educativo, la comitiva de la II Brigada Aérea presidida por el jefe de Brigada, comodoro Guillermo Marangone, acompañado de la señora María Laura de la Colina, hija del comandante del Escuadrón Fénix, con su esposo y su hijo y, para darle marco a este acto, la Banda de Música a cargo del suboficial mayor Sergio Fontana.

Después de un cálido recibimiento por parte de directivos y alumnos como así también del emotivo asombro de padres e invitados al evento, que compartieron fotos y saludos con el personal militar, se dio comienzo a la ceremonia en el patio cerrado de la institución, que se realzaba con colores celeste y blanco. Luego del ingreso de las banderas nacionales, se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino. En este sentido, se vivió un momento muy emotivo, ya que el mismo también fue interpretado, por alumnos del nivel primario, en lenguaje de señas para sordomudos.

Por su parte, una docente del establecimiento, leyó palabras alusivas al heroísmo de los combatientes en el conflicto del Atlántico Sur, en las que resaltó la valentía y amor a la patria del comodoro De la Colina y de toda la tripulación del T-24.
El jefe de la II Brigada donó una bandera de ceremonia y asimismo se colocó una ofrenda floral al pie del altar donde se encontraba el retrato del comodoro De La Colina y se efectuó un minuto de silencio. Posterior a esto, alumnos del nivel primario hicieron entrega de presentes recordatorios a María Laura de la Colina, entre ellos un banderín del escudo que identifica a la institución, el cual fue exhibido en lo alto por ella. También recibió obsequios, el jefe de Unidad entre otros miembros de la II Brigada Aérea.

La Familia De La Colina donó un retrato del comodoro fallecido a la Escuela que lleva su nombre. También se entregó una colecta de juguetes, material didáctico, ropa y calzado que llevó a cabo personal de la II Brigada Aérea.
Para finalizar el acto, una alumna de nivel secundario leyó un poema dedicado al comodoro De la Colina que terminó de colmar de emoción a todos los presentes.

Antes de pasar al ágape que nos tenían preparado padres y docentes, conversando con la directora del nivel secundario Silvina Grande nos contaba sobre cómo fue la semana previa a este encuentro.

-“Fue increíble, los alumnos estaban muy ansiosos, han trabajado mucho, tanto en los regalos que se les entregó a los familiares y personal de la II Brigada Aérea como así también en la decoración de nuestra escuela. Esta visita es un hecho histórico, la emoción es muy grande”.

En una entrevista a la profesora Susana del Pino, responsable del nivel primario, hablamos acerca de la manera en que se informa y educa a los alumnos respecto de la historia del Conflicto del Atlántico Sur y en particular del comodoro De la Colina, ya que la escuela lleva su nombre.

-“Es parte de nuestra obligación como ciudadanos Argentinos contarles lo que se vivió en el año ‘82 y la valentía de quienes lucharon en la guerra de Malvinas. Las nuevas generaciones no tuvieron la posibilidad de conocer a fondo la historia del Comodoro Rodolfo de La Colina, es por eso que el cuerpo de docentes y directivos siempre trata de enseñar y dejar en la conciencia de cada uno de los alumnos, el valor de defender la Patria hasta perder la vida por ella. ¿Cuántas personas hoy en día llegan a esa instancia?.., muy pocas, por eso De la Colina, como todos los fallecidos en Malvinas son un ejemplo de vida para nosotros”.

Antes de emprender el regreso, María Laura de La Colina nos comenta como había vivido esta experiencia.

“Desde el momento que pise la escuelita, sentí como una mezcla de tensión y emoción en el cuerpo. Ese fue un momento único. Quiero quedarme con el recuerdo del recibimiento que tuvimos, del momento en el que entraba la Banda de Música entonando “Avenida de Las Camelias” y los chiquitos miraban admirados y sorprendidos. Ya con el pasar de los minutos y el desarrollo del acto, y cuando el comodoro Marangone entregó la bandera, me sentí consagrada y que había cumplido mi misión”.

Una vez culminada nuestra visita a la unidad educativa, partimos nuevamente al Aeropuerto tucumano, para emprender el regreso a la ciudad de Paraná con una inmensa alegría y satisfacción por haber logrado el cometido.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS