LA II BRIGADA AÉREA FUE ANFITRIONA DEL “RIO VI”


El Comando de Adiestramiento y Alistamiento recibió en la ciudad de Paraná a la Fuerza Aérea Uruguaya para participar de este ejercicio combinado.
Primer Teniente Sheila Lyall



Del 7 al 11 de abril, la Fuerza Aérea Argentina (FAA) participó junto a la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU) de un ejercicio combinado, denominado “RIO VI” planificado para ejecutar tareas de vigilancia y control del Espacio Aéreo. Las partes intervinientes debieron realizar la transferencia de información de Tránsitos Aéreos Irregulares (TAI), según la actividad prevista que se realizó en la II Brigada Aérea de Paraná, la Base Aérea de Durazno, el Aeródromo de Concepción de Uruguay y el Centro de Operaciones de la FAU.

La finalidad de este ejercicio fue comprobar la normas provisionales binacionales de defensa aeroespacial (NPBDA) y adiestrar a las fuerzas aéreas argentina y uruguaya en operaciones coordinadas y cooperativas de vigilancia y control sobre un espacio aéreo de interés común. Para ello, ambas instituciones asignaron diferentes medios operativos. Por parte de la FAA, fueron empleados aviones PA-34S SÉNECA, PA-28D DAKOTA y DHC-6 TWIN OTTER e IA-58 PUCARÁ como interceptores. Un helicoptero BELL-212 también fue parte del despliegue para efectuar tareas de búsqueda y salvamento. La FAU, participó con aeronaves C-206 y C 310 CESSNA, B-58 BARON, aviones A-37 DRAGONFLY, además de emplear el IA-58 PUCARÁ uruguayo Y PC-7. También fue necesario emplear un helicoptero UH-1H HUEY que cumplió la misma tarea que el BELL argentino.

Una pieza fundamental de este ejercicio fueron sin dudas, los medios comando y control ubicados en los distintos lugares de despliegue previstos tales como RC-212 AVIOCAR, RADAR AN/TPS-43, RADAR ARSR-3D (M) PRIMARIO 3D Y SECUNDARIO además de radares de tránsito aéreo.
El 7 de abril comenzó el despliegue e intercambio de personal para el ejercicio. La reunión inicial se llevó a cabo en la Brigada Aérea Nº2 de la ciudad uruguaya de Durazno. La FAU envió a la República Argentina a tres pilotos de sus aeronaves interceptoras, quienes permanecieron en Paraná, volando junto a los pilotos argentinos como observadores en los IA-58 PUCARA de la FAA. Además un controlador y un operador de radar uruguayos, también fueron desplegados a Concepción del Uruguay, donde actuaron como observadores en el radar ubicado en esa localidad.

Dos pilotos de PUCARÁ de la FAA también estuvieron en la Base Aérea de Durazno y volaron en los interceptores de la FAU además un controlador y un operador de radar argentinos tuvieron la oportunidad de observar el sistema de control de la Fuerza Aérea hermana (Centro de Operaciones Aéreas), ubicado en la Base Aérea “Cap. Boiso Lanza”.
El martes 8 de abril se encontraban en la plataforma de la II Brigada todos los medios previstos para el ejercicio y también llegó un Hércules C-130 que trasladó carga y personal de la III Brigada Aérea de Reconquista para este operativo.

El miércoles 9 despegaron los primeros vuelos de IA-58 PUCARÁ con pilotos de la FAU trabajando en conjunto con nuestros oficiales y el jueves 10 fue el segundo día de operaciones del “RIO VI”. Los aviones blanco de la Fuerza Aérea Uruguaya fueron interceptados por los IA-58 PUCARÁ argentinos y también se realizaron tareas similares con los caza uruguayos y blancos de nuestra Fuerza Aérea.

En uno de los aviones provenientes de la Base Aérea N°2 de Durazno, arribaron a la plataforma de la II Brigada Aérea, personal de prensa de la República Oriental del Uruguay. El periodista Carlos Maggi, perteneciente al medio gráfico “El acontecer” de Durazno y al Canal 6 de la misma localidad entrevistó al jefe de Brigada, comodoro Guillermo Marangone.
Por otra parte, en la II Brigada Aérea, el mayor Martín Gonzalez Lastiri, además de cumplir su tarea principal como jefe de escuadrón del sistema IA-58 PUCARÁ también estuvo designado como enlace en esta unidad de la dirección del ejercicio (DIREX).

González Lastiri también se refirió al trabajo en este tipo de adiestramiento con los oficiales uruguayos: “siempre es altamente positivo el intercambio con ellos y con otras naciones amigas. Para mi trabajar con Uruguay es como compartir tareas con otra unidad de la Fuerza Aérea Argentina. Además particularmente los aviadores de ataque operamos las mismas aeronaves, nosotros nos sentimos muy cómodos con ellos”, dijo el mayor.
Finalmente, cumpliendo con los parámetros establecidos por la dirección del ejercicio el día de la fecha finalizó el “RIO VI”. Este cierre estaba previsto en la ciudad entrerriana de Paraná donde se encuentra la II Brigada Aérea. En esta ocasión, la reunión final contó con la presencia del comandante de Adiestramiento y Alistamiento de la Fuerza Aérea Argentina (FAA), brigadier (VGM) Mario Roca y el comandante del Comando Aéreo de Operaciones de la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU) brigadier general (Av.) Ismael Alonzo.

El comodoro Alejandro Bisso, quien es el co-director del “RIO VI” representando a la FAA, expuso las conclusiones en esta exposición y realizó un balance que arrojó resultados altamente positivos, logrando un alto porcentaje de objetivos alcanzados al final de la planificación.




Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS