“VOCACIÓN Y PROFESIONALISMO FUE LO QUE DEMOSTRARON TODOS LOS QUE FUERON AL OPERATIVO”


Expresó el ministro de Defensa, ingeniero Agustín Rossi, en un acto de felicitación al personal que participó del abastecimiento a la Base Marambio
Por Lic. Cecilia Vergara
Formación del personal que participó del abastecimiento a la Base Marambio Formación del personal que participó del abastecimiento a la Base Marambio El titular de la FAA, brigadier mayor Mario Callejo, junto al ministro de Defensa, Agustín Rossi, en la Sala Histórica de la I Brigada Aérea Personal del Escuadrón I C-130 Hércules entregando una maqueta del avión al ministro de Defensa, Agustín Rossi. El jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, brigadier mayor Mario Callejo, realizando el brindis final


En horas de la mañana del 2 de septiembre, arribó a la I Brigada Aérea El Palomar un helicóptero MI-17 que trasladaba al ministro de Defensa, ingeniero Agustín Rossi; al jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, brigadier mayor Mario Callejo y al comandante de Adiestramiento y Alistamiento, brigadier Mario Roca.
Luego de un paseo por la Sala Histórica de la Unidad, en donde el ministro dejó registrada su firma en el libro de visitas, comenzó la ceremonia.

Entre las autoridades presentes se encontraban el secretario general de la Fuerza Aérea, brigadier Guillermo Lozada Acuña; el jefe de la I Brigada Aérea, comodoro Arturo Moyano y el subsecretario de Coordinación Administrativa, licenciado Germán Martínez.

Después de la lectura del decreto ministerial que materializa la felicitación al Escuadrón C-130 Hércules, a los integrantes de la Base Aérea Militar Río Gallegos y de la Base Aérea Marambio, el ministro Rossi se dirigió a los presentes.

“Estamos aquí para hacer un acto de merecido reconocimiento por todo lo que significó el puente aéreo que hemos realizado de Gallegos a Marambio a fin de concretar el abastecimiento que se necesitaba para culminar la campaña antártica del año 2013. El reconocimiento tiene que ver fundamentalmente con los valores que cada uno de los integrantes de la Fuerza han puesto en todas las actividades que se diseñaron y que se relacionaron con ese abastecimiento”, dijo Rossi.

“Sé que en muchísimos de los puentes aéreos que se hicieron, las condiciones fueron operar casi en los márgenes de lo que daba la ventana meteorológica y allí se vio el compromiso, la vocación de servicio, la efectividad y eficiencia de todos los que trabajaron y lo hicieron posible”, concluyó.

A continuación, el ministro entregó un presente conmemorativo a cada una de las unidades participantes en el puente aéreo. Recibieron dicho homenaje el subdirector de asuntos antárticos, comodoro Roberto Aguirre – en nombre del jefe de la Base Marambio, comodoro Horacio Alassia-, el jefe de la Base Aérea Militar Gallegos, comodoro Walter Brunelo y el jefe de Escuadrón C-130 Hércules, vicecomodoro Daniel Máspero.

Al finalizar la ceremonia, se compartió un Vino de Honor en el Casino de Oficiales de la Brigada en donde el jefe de grupo aéreo y el tripulante más antiguo del Escuadrón I C-130 entregaron una maqueta del avión al ministro.

Para concluir el evento, el brigadier mayor Callejo realizó un brindis y manifestó: “Como aviador militar me ponía en sus pensamientos sabiendo que todos los días era esperar el servicio meteorológico, saliendo a veces con clima dudoso para hacer una entrada que no era la más conveniente. Por eso, el mérito a la parte de tripulantes me corresponde hacer el reconocimiento. Por la parte de Gallegos, Marambio y la Dirección de Asuntos Antárticos, la voluntad que significó que esta operación terminara con todo su apoyo logístico, tanto en Gallegos para poner los aviones en servicio, para hacer la carga a veces con lluvia y luego el C-130 cuando llegaba a Marambio, a veces con bajísimas temperaturas tener que bajar los tambores, realizar la operación y liberar el avión y después volver a Gallegos. Valoro en toda esta operación y en cada uno de sus estamentos el esfuerzo en conjunto. Todo mi reconocimiento a las unidades, al grupo aéreo y al Escuadrón C-130 por este mérito”.

En una entrevista con los medios, el ministro Rossi, sostuvo que: “El reconocimiento es porque fue un trabajo intensivo y además, contó no solamente con la gente que operó los Hércules, sino con todo el apoyo de Gallegos y del plantel de mecánicos que estuvieron en forma permanente”. Asimismo, agregó que “muchas veces se actuó en los márgenes de las condiciones de seguridad, y eso exige mayor pericia, vocación, profesionalismo y fue lo que demostraron todos los que fueron al operativo así que nos parecía un acto de mucha justicia hacer este reconocimiento”.

Noticias en Vuelo, conversó con el vicecomodoro Daniel Máspero sobre esta intensa misión, quien afirmó que “como jefe de Escuadrón I C-130 es un gran honor y una gran satisfacción que el ministro, el jefe de Estado Mayor General de la Fuerza Aérea y el comandante de Adiestramiento y Alistamiento hayan llegado a la I Brigada Aérea para efectuar el reconocimiento que se nos ha dado por el puente aéreo realizado a la Base Marambio”.

Y continuó: “Desde el punto de vista climático y de estado de pista realmente fue un gran desafío toda la operación, pero gracias a Dios se pudo cumplimentar en forma efectiva”.

Por último, resaltó “la vocación de servicio del personal técnico, del personal de apoyo meteorológico y de todos los tripulantes. Es de destacar su esfuerzo, precisamente por las inclemencias del tiempo y la operación aérea antártica en la época invernal”.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS