LA SOLIDARIDAD NO SE TOMA VACACIONES


Una comitiva integrada por personal de la DGM visitó la Escuela misionera Nº 56 “Puerto Argentino”. Tras varios meses de recolección, entregaron lo recaudado a docentes y alumnos
Por Laura Pereyra


Desde 2009, y con la aprobación del Ministerio de Defensa, la Fuerza Aérea Argentina apadrina a la Escuela Nº 56 “Puerto Argentino” a través de la dirección general de Material (DGM). Anualmente, el personal militar y civil que la integra se reúne para recolectar lo que el establecimiento rural necesita, tanto lo relacionado con su estructura edilicia como el material didáctico para el aprendizaje de los alumnos.

La comitiva está encabezada por el director general de Material, brigadier Jorge Guarnieri, y desde hace varios años el suboficial mayor Claudio Olguín se suma a la cadena solidaria, oficiando como una especie de encargado. En esta oportunidad, lo acompañaron el suboficial mayor Javier Coccellato, el suboficial principal Walter Lencina, el cabo Daniel Cabrera, el soldado voluntario Pablo Pérez Goyanes y los civiles Roberto Gómez, Juan Carlos Domínguez y Héctor Maidana.

A diferencia de años anteriores, el grupo realizó una campaña en el Edificio Cóndor y contó con el apoyo del Casino de Suboficiales que, a través del SM Cocellatto, contribuyó con elementos de librería. En tanto, debido al volumen de la carga recaudada, la DGM aportó con dos camionetas y un camión mediano.

Desde que este Organismo comenzó a colaborar, la comunicación con el director anterior de la escuela fue siempre fluida y se mantenían en permanente contacto para armar un listado de las necesidades más urgentes. Este año, al mando del establecimiento se encuentra Jorge Wommer y la relación es similar.

LA LLEGADA

El grupo arribó a Misiones durante la mañana del 28 abril y fue recibido por Wommer, quien antes de trasladarlos a la escuela -ubicada en la ciudad de San Vicente- los invitó a conocer a las autoridades de la Municipalidad y del Consejo Escolar a la vez que los llevó a varias radios locales para que contaran su experiencia. “Los locutores estaban asombrados de que integrantes de la Fuerza Aérea Argentina apadrinaran una escuela. Ellos no saben que nuestra Institución apadrina no sólo a la Escuela N° 56 sino a varias escuelas del país”, coinciden tres integrantes del grupo, Olguín, Coccellato y Gómez durante una charla con Noticias en Vuelo.

En las entrevistas radiales, ellos contaron que las donaciones comenzaron cuando el brigadier (R) Alberto Filippini -oriundo de San Vicente- decidió colaborar con el establecimiento educativo. El aporte nunca se interrumpió pero desde hace cuatro años la DGM tomó la posta y la idea es que puedan viajar con mayor frecuencia. “Queremos tratar de volver en octubre, aprovechando que tenemos una serie de elementos recolectados que se va coordinando con el director de la escuela, de acuerdo a las necesidades del momento. También queremos difundir lo que hacemos para que se sume más gente pero por ahora no tenemos un lugar apropiado donde guardar todo, en el caso de que nos desborde lo recaudado. Hasta el momento, la primera parte reunida se encuentra en las instalaciones del Área Logística Palomar”, explica Olguín.

Luego de hablar con los periodistas locales, el grupo se movilizó hacia la Municipalidad. “Nos recibió la secretaria del intendente y un funcionario municipal; nos preguntaron sobre nuestro proyecto en la escuela y nos invitaron a participar del acto del Día del Trabajador. Nos ubicaron en el palco oficial y portamos nuestro uniforme”, comentó orgulloso Coccellato.

Hasta que llegó el momento de arribar a la escuela. Ubicada en plena selva misionera, es un establecimiento rural primario que cuenta con siete docentes y al que asisten unos 600 alumnos de la zona, además de los de mayor edad que cursan en una escuela satélite, ubicada a un kilómetro y medio.

A través de un camino montañoso y selvático, resulta sumamente complicado llegar ya que es una región inhóspita y difícil de transitar. Al recordar ese momento, los tres concuerdan en que “fue una verdadera odisea recorrer más de 5 kilómetros de calle de tierra bajo una lluvia torrencial. Con las camionetas pudimos avanzar bastante, pero al camión les costó muchísimo, al punto que tuvimos que dejarlo. A la tarde, cuando el tiempo mejoró, el papá de un alumno llevó otro camión y nos ayudó a hacer el traspaso para poder llevar todo lo recaudado a la escuela”, cuenta Olguín mientras sus compañeros ratifican su relato.

“Tuvimos que hacer el trayecto de a tramos. Lo que el año pasado nos llevó una hora y media esta vez nos llevó casi tres porque el barro y las piedras obstaculizaban aún más el camino. Atravesar esas dificultades nos hizo entender lo que día a día deben hacer los docentes y los chicos para llegar a la escuela. Ver a los pibitos caminando al costado de la ruta moviliza mucho. Caminan unos nueve kilómetros para ir y venir. Ahí entendés que para ellos no es un sacrificio y que esas dificultades son parte de su vida cotidiana para poder estudiar y comer”, reflexiona Coccellato, luego de su primera visita a la escuela.

“Vivir esa hazaña valió la pena para poder ver las caras de los chicos, de sus familiares y de los docentes que, como cada año, nos esperaban con una sonrisa y con una bandera de bienvenida”, comenta Olguín a la vez que Gómez agrega: “Ver las caras de felicidad cuando les entregábamos las cosas y recibir una devolución inmediata, es impresionante”.

Al recordar el encuentro, los tres concuerdan en que “fue más emotivo todavía porque nos entregaron un cuadro que a través de fotos hace una especie de cronología desde que empezó el aporte del brigadier Filippini hasta nuestra donación del año pasado”.

Luego de sentidos abrazos y tras descargar lo recaudado, el grupo fue agasajado con un almuerzo preparado especialmente por los padres de los alumnos: lechón y comidas típicas de la zona -como mandioca- fueron parte del agradecimiento.

“El personal civil Aloisio me pasó la posta a mí. Me quedan dos años y medio en la Fuerza Aérea y quiero pasarles mi experiencia y vivencias a mis compañeros para que sigan. Creo que vamos por buen camino y que de a poco la escuela está mejorando. Ojalá esto siga”, finalizó Olguín.

PRÓXIMA VISITA… ¿QUERÉS PARTICIPAR?

Tras varias charlas con el director de la escuela, se determinó un nuevo encuentro que hasta el momento está estipulado para los días 6 al 14 de octubre. Los interesados en aportar cualquier tipo de material que consideren necesario para el establecimiento pueden comunicarse con el SM Claudio Olguín al interno 14148 o con el SM Javier Coccellato al 14468.


Imprimir


Noticias en Vuelo Sitio Oficial de la FUERZA AEREA ARGENTINA Facebook Oficial de la FUERZA AEREA ARGENTINA Canal Oficial de YouTube de la FUERZA AEREA ARGENTINA Revista Aeroespacio QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS