LA FUERZA AÉREA ARGENTINA TIENE UN NUEVO CÓNDOR


El primer teniente Santiago Ocampo finalizó el Curso Conjunto de Piloto de Helicóptero quedando habilitado como “Piloto de Helicóptero de Alta Montaña”
--



El 6 de abril, el primer teniente Santiago Ocampo perteneciente al Escuadrón III de Búsqueda, Rescate y Tareas Especiales de la IV Brigada Aérea finalizó el Curso Conjunto de Piloto de Helicóptero (CCPHEL), una capacitación que lo habilita como “Piloto de Helicóptero de Alta Montaña”.

Al finalizar esta instrucción, toda la comisión que desplegó a la Cordillera fue recibida por el jefe de Brigada, comodoro Gabriel Bagatello, junto al jefe del Escuadrón Técnico 4, comodoro Oscar Gieres; el titular del Grupo 4 de Caza, comodoro Claudio Loveira, el jefe del Escuadrón Lama, vicecomodoro Cristian Galimberti y personal de la IV Brigada Aérea.

Las operaciones de vuelo con el sistema de armas 315 B Lama se realizaron en la Cordillera de Los Andes, en el departamento de Las Heras, en la zona de Uspallata y del Cerro Aconcagua y, al posar el helicóptero en el Cerro del Ranchito, en las cercanías del paraje Las Cortaderas, con una altitud de 5.000 mts. sobre el nivel del mar, el primer teniente Ocampo pudo experimentar el lema de este Escuadrón: “Solo donde el Cóndor se atreve”.

La Operación del "Lama" en la Montaña

El vuelo del helicóptero en montaña reviste características muy particulares que lo transforman en una actividad totalmente diferente a la demás aeronaves que operan en la llanura debido a que es sumamente riesgosa y delicada porque requiere que el piloto necesite un alto grado de entrenamiento que debe ser perfeccionado día a día.

Para hacer el vuelo en montaña una actividad segura y operativa, en el año 1977, el instructor francés, Jacques Bralet, enseñó a nuestros pilotos las delicadas técnicas de operación para el vuelo a grandes altitudes.

La seguridad cumple un papel fundamental en este tipo de procedimientos, al igual que la supervivencia en caso de accidente. Este factor es más que suficiente para que, dentro de las técnicas que utiliza el Escuadrón para el vuelo en alta montaña deba realizarlo siempre con dos helicópteros “en sección” para incrementar la seguridad de la Misión.

La confianza en sí mismo, la complejidad en la operación, la experiencia en el vuelo, el estudio permanente de las limitaciones de la aeronave, el conocimiento de las propias restricciones, de la topografía, de la meteorología, son factores esenciales que deben reunir todo piloto de montaña.
Además, en caso de una emergencia en esta geografía cordillerana, la única carta con la que cuenta el piloto es su experiencia y serenidad, que lo llevará a tratar de salvar su vida y la de sus tripulantes, ya que el helicóptero se vuela sin paracaídas y sin asiento eyectable.

Desde su creación, los jefes de escuadrones han sido los responsables de lograr la instrucción, capacitación y especialización de más de 50 pilotos de helicópteros de la Fuerza Aérea Argentina y de colaborar en el adiestramiento de pilotos de aeronaves del Ejército Argentino y de la Gendarmería Nacional Argentina.

FUENTE: IV Brigada Aérea


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS