COOPERACIÓN CÍVICO MILITAR EN LA REPÚBLICA DE HAITÍ


Realizada por el Contingente Conjunto Argentino - Haití 17
--


Las tropas pertenecientes al Contingente Conjunto Argentino Haití 17 en el marco de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), entre otras múltiples actividades operacionales que llevan adelante durante el cumplimiento de su misión se destacan las actividades de Cooperación Cívico Militar (CIMIC). Este tipo de actividades tienen gran importancia por cuanto cimentan la buena relación y confianza de la población local del país anfitrión hacia las tropas que integran el componente militar; como así también la relación entre las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) involucrada en el Área de Responsabilidad y el Componente Militar como un soporte importante que aporta seguridad y transparencia a las actividades de las mismas.

En la Republica de Haití las Naciones Unidas mantienen en ejecución una Misión Capítulo 7 (Imposición de la Paz) en su fase de Estabilización. Esto magnifica la importancia de las misiones de Cooperación Cívico Militar dado que a la situación política y social que motivó el establecimiento de la Misión en este país se suman las vicisitudes meteorológicas y desastres naturales que han azotado a este país, el último de gran importancia materializado en el terremoto de 2010, que ha castigado a la población de este humilde país provocando la caída de sus hogares, su infraestructura de servicios públicos y que realmente en muchos sectores viven condiciones infrahumanas. Las diferentes Unidades que integran el Contingente Conjunto Argentino ejecutan misiones de Cooperación Cívico Militar en su Área de Responsabilidad. Para el caso del Batallón Conjunto Argentino con sede en la ciudad de Gonaives y que tiene como zona de responsabilidad todo el departamento de Artibonite. El resto de las Unidades poseen funciones específicas asignadas por el comando de MINUSTAH. Tal es el caso del Hospital Militar Reubicable, Unidad Aérea Argentina y Comando del Contingente Conjunto Argentino, que planifican y ejecutan sus actividades de CIMIC en la Ciudad de Puerto Príncipe con una frecuencia muy diferente a la del Batallón Conjunto Argentino dado que los efectivos de personal condicionan la ejecución de este tipo de actividades tan importantes sin distraer personal necesario para el cumplimiento de sus diarios compromisos operacionales.

Estas misiones de Cooperación Cívico Militar abarcan apoyos básicos pero sumamente necesarios como es el caso de la distribución de agua potable que la población recibe agradecida en todos los casos que este tipo de misiones se ejecutan. También se cumplimentan algunas de mayor complejidad tales como asistencia médica consistente en diagnóstico y posterior atención primaria.

Como complemento se llevan adelante actividades lúdicas con payasos (soldados y cuadros que se ofrecen voluntariamente para disfrazarse y realizar la actividad) en orfanatos y escuelas seleccionadas por sus carencias, necesidad o simplemente solicitud del apoyo.

Estaría tal vez de más aclarar que este tipo de misiones son tan reconfortantes para las personas que reciben el apoyo como para los soldados y cuadros que las llevan adelante dado que se establece un lazo que algunos soldados han descripto como fraternal entre los participantes.

Este tipo de misiones mejora notablemente la predisposición de la población local hacia las tropas de MINUSTAH estableciéndose una relación que permite al personal cumplir con el resto de las funciones asignadas con una cuota extra de confianza y seguridad dado que la actitud de la población se vuelve afable hacia las tropas.

Las misiones de Cooperación Cívico militar se constituyen en la llave fundamental para que las tropas de paz puedan cumplir con su misión. Es una pieza fundamental que se encuentra al alcance del Jefe de Unidad para mejorar la aceptación de sus tropas en un ámbito normalmente hostil, no siempre por rechazo a las “Tropas de Ocupación de Naciones Unidas” como algunos elementos disidentes quieren instalar como argumento en contra de MINUSTAH, sino por la sola extrema pobreza a la que se encuentra sometida.
Pero este efecto que se logra no es la finalidad última buscada por los Soldados de la Paz sino la de sembrar la semilla de la esperanza en cada niño, en cada padre para que continúe su lucha diaria por levantar esta Nación con la tranquilidad de que tiene de custodios personas que los cuidan, protegen y comparten el deseo de grandeza de su País.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS