ENERGÍAS SUSTENTABLES EN MARAMBIO


Se realizó el mantenimiento preventivo del módulo de prueba de Energía Solar Fotovoltaica, que desde su instalación en 2015 ha inyectado más de 3.400 kWh al sistema eléctrico de la Base
Por PC Juan Benavente - Dirección de Asuntos Antárticos


A comienzos del mes de marzo, los ingenieros Eduardo Martins Do Vale y Ricardo Bolzi, integrantes de la Dirección General de Investigación y Desarrollo (DGID) de la Fuerza Aérea Argentina, viajaron a la Base Antártica Marambio para efectuar un mantenimiento del sistema de generación de energía solar fotovoltaica.

La Dirección de Asuntos Antárticos (DAA) acompañó el trabajo de los ingenieros y se interiorizó de la experiencia. La misma es el organismo responsable de la Base Marambio y el principal interesado en profundizar el uso de energías renovables en la Antártida de acuerdo a los compromisos de nuestro país con el Sistema del Tratado Antártico vinculados a la protección del ambiente y a la reducción del uso de combustibles fósiles.

Los paneles solares están ubicados en el techo de la terminal de pasajeros, mientras que en el interior del edificio se encuentra el módulo inversor/registrador de datos/conexión a la red que permite inyectar la electricidad generada por los paneles a la red eléctrica de Base Marambio sin necesidad de utilizar baterías.

Martins Do Vale expresó que “del análisis se desprende que existe una buena relación entre la energía inyectada y la radiación solar anual. Dicha relación es un 9% mayor para el caso de la instalación de Marambio comparada con una similar en Buenos Aires, debido a que la eficiencia de los módulos fotovoltaicos aumenta en ambientes de bajas temperaturas”.

De la observación de los registros, se verifica que entre los meses de mayo a agosto de 2016 el sistema inyectó poca energía a la red debido a la baja radiación solar existente en Marambio en ese período y a la acumulación de nieve sobre los paneles solares. No obstante ello, las perspectivas son auspiciosas por cuanto este sistema “experimental y de laboratorio demuestra la factibilidad del empleo de esta forma de generación de energía en un lugar extremo como la Antártida”, añadió Bolzi.

EL ORIGEN

En 2014 se firmó un convenio marco entre la Dirección General de Investigación y Desarrollo (DGID) y la Universidad Nacional de San Martin (UNSAM) y, en el marco del Plan de Apoyo a la Actividad Antártica de la Fuerza Aérea, la DGID y la Escuela de Ciencia y Tecnología de la UNSAM convinieron un ensayo sobre la factibilidad de uso de la energía solar en el continente blanco. Participa de la iniciativa el proyecto Interconexión a red de energía solar urbana distribuida (IRESUD), un convenio asociativo público-privado conformado por la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), la UNSAM, el sector público y empresas privadas.

De esos acuerdos emergió el proyecto de energía fotovoltaica que se desarrolla en Base Marambio.

CAMINO A LAS ENERGÍAS SUSTENTABLES

Entre los objetivos estratégicos que impulsa la política ambiental de la FAA se encuentra contar con instalaciones que produzcan un ahorro significativo de combustible de origen fósil y una mejora en la eficiencia energética, más aun en la Antártida, a partir de los acuerdos internacionales de protección al ambiente de los que participa la Argentina y a la política de adecuar el funcionamiento de las bases a normas de gestión ambiental.

Por otro lado, la utilización de energías renovables en la Antártida permitirá reducir el esfuerzo logístico que implica el traslado de combustible fósil, y la posterior generación de residuos que se generan, dado que buena parte del abastecimiento de gas oil antártico (GOA) y aeronafta Jet A-1 se realiza en tambores metálicos de 200 litros de capacidad, que una vez vaciados, una parte se reutilizan como contenedores de residuos y el resto son descartados. Consecuentemente, el uso de energías renovables permite reducir los niveles de emisión de dióxido de carbono a la atmósfera.

A mediados del año 2015, casi seis meses después de comenzar a funcionar el proyecto de energía solar fotovoltaica en Marambio, la Dirección Antártica del Ejército Argentino se puso en contacto con la DGID con el objeto de replicar la experiencia en la Base Esperanza, ubicada unos 100 km al noroeste de Marambio.

Se encuentra en desarrollo, además, otro proyecto de la DGID que instalará un aerogenerador en Marambio para evaluar su desempeño en condiciones extremas. La continuidad de ese proyecto apuntará a la localización de un parque eólico en la Base, ubicando a la Argentina dentro del reducido número de países que utilizan energía eólica en la Antártida.

En el Plan de Apoyo a la Actividad Antártica 2013-2023 de la Fuerza Aérea se establece como una de las prioridades el uso de las energías renovales en las bases antárticas. En concordancia con ello, la Dirección de Asuntos Antárticos apoya los desarrollos de la DGID a fin de ampliar las instalaciones generadoras de energías sustentables, a la vez que impulsa una profundización del trabajo cooperativo en sintonía con la política de protección ambiental que impulsa la FAA y nuestro país en la Antártida.

Imprimir


Noticias en Vuelo Sitio Oficial de la FUERZA AEREA ARGENTINA Facebook Oficial de la FUERZA AEREA ARGENTINA Canal Oficial de YouTube de la FUERZA AEREA ARGENTINA Revista Aeroespacio QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS