UNA PERSONAL CIVIL CIUDADANA DEL MUNDO


La UNIV I, Lic. en Relaciones Internacionales, Dana Amorós, transmitió su experiencia como profesional del área en la Fuerza Aérea Argentina
Por 1er Ten Scheidler / Fotos: Gentiliza Dana Amorós


La Fuerza Aérea Argentina (FAA) es una Institución que cuenta con toda clase de personal femenino, ya sea militar superior, subalterno, tropa voluntaria como personal civil. Orgullosa de la diversidad de mujeres que la eligieron para formarse como profesionales y como personas, en el marco de los festejos por el Día Internacional de la Mujer conmemora esta fecha compartiendo sus historias.

Dana Amorós tiene 28 años, nació en Villa Reynolds, provincia de San Luis y es licenciada en Relaciones Internacionales egresada de la Universidad del Salvador. Ingresó a la Fuerza Aérea marzo del 2014 como encargada del sector de Relaciones Públicas en la Dirección Malvinas e Islas del Atlántico Sur perteneciente a la Dirección General de Personal y Bienestar de la FAA y actualmente se encuentra destinada en el área de Curso de Perfeccionamiento de la Escuela Superior de Guerra Aérea (ESGA).

En una amena entrevista con Noticias en Vuelo, Dana contó qué fue lo que la motivó a seguir esta carrera universitaria: “Siempre me interesó saber y conocer que era lo que pasaba más allá de las noticias de mi país, también me motivó el hecho de haber vivido de chica en el extranjero, estuve 3 años en California, Estados Unidos y 2 años en la ciudad de Londres, Reino Unido, en donde tuve la experiencia de convivir con personas de múltiples países. Eso de alguna forma me hizo reflexionar en aquellos aspectos y situaciones particulares que habían hecho que esas familias debieron dejar su propio país para vivir en otro. De a poco me interesó cada vez más conocer qué había fuera de nuestras fronteras”.

También relató porque eligió a la FAA para ampliar sus conocimientos y experiencia profesional: “Debido a que mi padre es personal militar, desde mi niñez hasta la adolescencia viví entre las brigadas aéreas de El Plumerillo y Villa Reynolds, y el hecho de haber estado siempre muy cerca de la actividad operativa de la Fuerza, sumado al hecho del prestigio internacional de la Institución en el exterior, me hizo decidirme a crecer en la Fuerza Aérea”.

Adquirir experiencia multicultural y una visión global es fundamental para quienes desean ampliar sus horizontes más allá de las fronteras que los rodean.

Dana, que es claramente un ejemplo de la superación profesional, logró explorar nuevos rumbos gracias a la Institución: “Tuve la oportunidad de poder servir a través de la FAA en el exterior en la Misión de Naciones Unidas para la estabilización en Haití (MINUSTAH) como parte del Contingente Haití XXIII .

“Fui dentro de dotación con el rol de combate de “Clerk”, en esta función me ocupaba de todo el manejo administrativo del Hospital Reubicable, asistía a la Jefatura de Misión en la redacción y traducción de los múltiples informes diarios y rutinarios, como así también , asistía a mis superiores en las diferentes coordinaciones que debían hacerse con el Cuartel General de la Minustah, mandato constituida originalmente por el Consejo de Seguridad de la ONU para ayudar al Gobierno de transición a establecer un entorno seguro y estable en Puerto Príncipe ”, afirmó Amorós.

“Por otra parte, pude darme cuenta de lo afortunados que somos y no nos damos cuenta. He podido ver las condiciones de extrema pobreza con que vive la gente y las bajas expectativas con que muchos de ellos viven. Hay un mundo diferente, donde la gente no tiene lo que nosotros tenemos y que consideramos tan común todos los días”, expresó la personal civil.

A través de la experiencia que vivió Dana en Haití, nos pudo transmitir un mensaje esperanzador en lo que respecta a la igualdad de género: “En las misiones de paz, no existe diferencia entre hombre y mujer, ambos cumplen en forma idéntica cualquier rol. He visto mujeres médicas, pilotos, ingenieras, enfermeras, en fin los mismos roles que desempeña un hombre”.

Todas sus vivencias, tanto en la Argentina como en el extranjero, su formación académica y su particular interés por desarrollarse como profesional, hicieron de Dana, una ciudadana del mundo que invita a todas aquellas mujeres que quieren seguir una carrera del ámbito internacional a reivindicarse: “Lo más importante para cualquier mujer es tener sus propios objetivos, atreverse a creer en ellos y tomar decisiones que nos permita acercarnos a la meta. Y ante todo, hay que perseverar y no desanimarse, no importa cuánto tardemos o nos cueste, hay que apostar hasta lograrlo”.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS