ASCENSO A SUBOFICIALES MAYORES


Suboficiales de la Guarnición Aérea Buenos Aires recibieron su sable e insignia tras alcanzar la máxima jerarquía en su carrera
Por Lic. Florencia Sosa/Fotos: Sol. Vol. Melina Fernández


El 14 de diciembre en el Instituto de Formación Ezeiza (IFE) se realizó la ceremonia de ascenso a suboficiales mayores de la Guarnición Aérea Buenos Aires siendo merecedores de este logro quienes cumplieron con los requisitos necesarios para alcanzar el más alto rango de su jerarquía.

La ceremonia fue presidida por el jefe de Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina (FAA), brigadier general “VGM” Enrique Víctor Amrein acompañado por el inspector general, brigadier mayor Héctor Ascazuri. También estuvieron presentes brigadieres en actividad y en situación de retiro; jefes de Unidades; suboficiales de los Estados Mayores Generales de las Fuerzas Armadas y de Seguridad; suboficiales de Unidad de la Institución; personal militar superior, subalterno y civil, familiares e invitados especiales.

Para dar comienzo al acto, la Banda Militar de Música “Teniente Benjamín Matienzo” del Instituto de Formación Ezeiza interpretó los acordes del Himno Nacional Argentino.

A continuación, el capellán mayor de la Fuerza Aérea, presbítero Ricardo González, realizó una invocación religiosa y bendijo los sables: “Señor, concédeles abundantes dones espirituales a quienes han de recibirlos para que cumpliendo tus mandamientos y dándote gracias por sus buenas obras, siendo ejemplo para los demás en su vocación militar puedan un día tener los premios de la vida eterna”.

Luego, se realizó la entrega de sables a los suboficiales principales que ascendieron al grado superior inmediato por parte de las autoridades de la Institución.

Posteriormente, el titular de la Fuerza Aérea Argentina fue el encargado de pronunciar palabras alusivas: “Simultáneamente se realizarán ceremonias similares en todas las Unidades donde ascienden a la jerarquía de suboficiales mayores quienes están en condiciones de recibir este merecido reconocimiento después de más de 30 años de servicio”.

“Este hecho tan significativo es una gran satisfacción para la conducción superior que me toca encabezar. Hoy ustedes pasan a desempeñar este nuevo rol dentro de la estructura orgánica de la Fuerza, que permite contribuir al sostenimiento de las áreas de conducción y así garantizar la continuidad en el cumplimiento de nuestras responsabilidades”, manifestó el jefe de Estado Mayor General de la FAA.

“Este grado les demandará desde hoy una mayor responsabilidad. Serán un eslabón indispensable en una cadena de trabajo y un referente obligado para sus subalternos. Les exigirá valor, prudencia pero, por sobre todo, lealtad y compromiso para con la Institución”, explicó el brigadier Amrein y agregó: “Se requiere una profunda vocación de servicio donde las obligaciones primarán por sobre los derechos. Además, representa un gran desafío: deberán convertirse en ejemplo, modelo y guía tanto para sus subalternos y subordinados como así también para los jóvenes oficiales que los rodean”.

Asimismo, los instó a tener una actitud proactiva que los lleve a proponer iniciativas y a ser partícipes en transmitir el entusiasmo profesional a todos los integrantes de la Fuerza.

Por último, el titular de la FAA destacó el rol que cumplieron las familias al “acompañarlos silenciosamente en cada paso de sus carreras”.

Al finalizar la ceremonia, las autoridades se acercaron a los protagonistas de este evento para felicitarlos por este logro tan importante en su carrera militar. Luego, se realizó la tradicional fotografía que quedará para la historia y los familiares se acercaron a saludar a sus seres queridos.

Noticias en Vuelo dialogó con el suboficial mayor Ricardo Las Heras de la especialidad Seguridad y Defensa para conocer qué significa alcanzar esta meta: “Hoy es un día muy especial para todos nosotros, es un reconocimiento a tantos años de esfuerzo y trabajo en la Institución. Personalmente es un logro muy importante haber llegado a la máxima jerarquía, que es el anhelo que teníamos ya desde aspirantes en la Escuela de Suboficiales de la Fuerza Aérea. Significa un paso muy importante en la vida militar no sólo para mí sino también para mi familia”.

“Para las nuevas generaciones que desean incorporarse a la Institución, es una vida de sacrificio pero como todo sacrificio al final hay una gran retribución, no solamente de la Institución sino de la vida”, comentó el suboficial mayor y agregó: “Como dice un dicho: ‘sin sacrificio no hay gloria’. Nada es gratis, todo cuesta”.

A continuación, se realizó un ágape en el que se pudo disfrutar de un momento de camaradería y el titular de la Fuerza Aérea fue el encargado de realizar el brindis: “Ascender a la máxima jerarquía es una aspiración personal que todos tenemos, por eso es que quiero volver a felicitarlos porque sé que es la coronación de toda una carrera, una vida de entrega por el bien de la Fuerza Aérea, por el bien de las Fuerzas Armadas y por el bien de sus seres queridos”.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS