HOMENAJE A LOS SUBOFICIALES DE LA V BRIDADA AÉREA QUE PARTICIPARON EN LA GESTA DE MALVINAS


La Escuela de Suboficiales de la Fuerza Aérea recordó a quienes fueron desplegados en el Conflicto del Atlántico Sur
--


El 18 de noviembre, la Escuela de Suboficiales de la Fuerza Aérea (ESFA) rindió homenaje a los suboficiales de la V Brigada Aérea que fueron desplegados a las bases del Sur e Islas Malvinas en el conflicto bélico de 1982.

La ceremonia fue presidida por el director general de Educación, brigadier Gustavo Testoni acompañado por el jefe del Departamento Malvinas, comodoro mayor Armando Favre y el director de la ESFA, comodoro Renato Cabrera. También estuvo presente el jefe del Área Logística Córdoba, comodoro Gustavo Tesio; el director de Certificación Aeronáutica de la Dirección General De Aeronavegabilidad Militar, comodoro Carlos Filgueira; el jefe del Departamento Delegación Córdoba, comodoro Walter Supicciatti; el director de Evaluación Y Homologación, comodoro Guillermo Tealdi; el director del Hospital Aeronáutico Córdoba, comodoro Héctor Diebel; el jefe del Grupo Abastecimiento, comodoro Gabriel Pérez; el subdirector del Instituto, comodoro Julio Lucero; jefes de Grupo; el suboficial del Estado Mayor General, suboficial mayor “VGM” Celso Adolfo González; el suboficial de Unidad, suboficial mayor David Fonseca; el jefe de Producción de Fábrica, Ing. Carlos Espinedo; personal militar superior, subalterno, civil y docente del establecimiento educativo e invitados especiales.

Durante el acto, el director de la Escuela de Suboficiales se dirigió a los egresados del VII Curso de Certificación de mecánicos de aeronaves y aviónica que asistirán a los sistemas de armas “manteniendo vivo el espíritu de aquellos audaces y heroicos pioneros que hicieron grande a la ‘Fuerza del Aire’ y que provocaron la admiración del mundo entero durante la Guerra de Malvinas”.

También destacó de la importancia que tiene el distinguir a los protagonistas de esta hazaña bélica en las que se recuerda y se destaca “los esfuerzos realizados, entre otros, por los suboficiales de la V Brigada Aérea y que conformaron ese sofisticado mecanismo que permitió a nuestros Halcones alcanzar la Gloria”.

Uno de los momentos más emotivos se vivió cuando el comodoro Cabrera se refirió a las palabras pronunciadas en la Marcha “Alas Argentinas” que enaltece a esta Fuerza Armada y que sin personas como los Veteranos de Malvinas, “estas Alas no hubiesen podido alcanzar su máximo esplendor”.
Luego, el piloto de A4B Comodoro (R) “VGM” Pablo Carballo recordó que durante la presidencia de Roque Saenz Peña, la Argentina no tenía recursos económicos para comparar aviones y que había sido el pueblo argentino que donó los fondos para que la Fuerza Aérea pudiera volar. También hizo hincapié cuando cambiaron el nombre de la “Plaza de los Ingleses” en Retiro por “Plaza Fuerza Aérea Argentina”
.

Antes de empezar a narrar su propia experiencia, dio lectura de un mensaje enviado de parte de quien fuera jefe del 1er Escuadrón, brigadier mayor (R) “VGM” Rubén Zini en la que agradecía el accionar del Instituto de brindar “reconocimiento permanente a nuestros esforzados y sacrificados suboficiales y civiles de la V Brigada Aérea que desde 1972 permitieron que nuestros gloriosos A4B siempre estuviesen listos para cumplir con la siguiente misión”.

El comodoro Carballo hizo la siguiente aclaración: “Cuando hablamos de suboficiales de la V brigada Aérea, hablamos de los que desplegaron y de los que se quedaron, porque los que se quedaron apoyaban a los que estaban allá y éramos equipo tanto los que estábamos desplegados por una decisión de Dios y los que estaban en el Norte”.

Asimismo, el oficial recordó aquellas imágenes que según él quedarán guardadas en su corazón, en un lugar destinado a las cosas sagradas y sublimes.

“Recuerdo cuando los aviones volvían averiados por el fuego enemigo y durante las noches heladas, ventosas y oscuras, ustedes las reparaban sin pensar en el descanso, para que al otro día estuvieran listos para el combate. Recuerdo cómo nos despedían al grito de ‘¡Viva la Patria! ¡No hay quien pueda!’ mientras arrojaban sus birretes al aire”, explicó el comodoro y continuó: “Recuerdo aquella Bandera Argentina que compraron con su dinero, que ondeaba empujada por ese furioso viento sureño y que fue la última cosa que miraron aquellos que volaron en vuelo eterno. Recuerdo cómo al regresar de las misiones, nos bajaban del avión a birretazos y nos abrazaban, y nosotros los abrazábamos a ustedes, en esa unión que forma un mismo ideal y una misma convicción. Recuerdo cuando un piloto y su avión no volvían y se sentaban en una piedra mirando al mar para llorar…”.

En un clima de emoción y lágrimas que expresaban con claridad cada una de estas historias, el comodoro Carballo dijo a los Aspirantes de nuestro Instituto que continúen su llamado interno de defender a la Patria cuando esta lo demande, de sentir orgullo de formar parte de esta gran familia aeronáutica: “Recuerden que las batallas ganadas en el Aire, fueron aprendidas aquí en la tierra”.

Después de escuchar varios testimonios, se llevó a cabo el descubrimiento de la Placa conmemorativa con los 289 nombres de los integrantes de la V Brigada Aérea. Luego de la Diana de Gloria, la Banda Militar de Música “Suboficial Mayor Juan Vulcano” interpretó los acordes de la Marcha “Malvinas”. De esta manera se dio por finalizado este homenaje y más tarde se agasajó a los presentes en un Vino de Honor realizado en el Comedor de Aspirantes.

Fuente: Escuela de Suboficiales de la Fuerza Aérea.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS