“USTEDES SON LOS QUE LE DAN VIDA AL SISTEMA, HACEN QUE TENGA SENTIDO VER GIRAR UNA ANTENA”


Afirmó orgulloso el comandante de Adiestramiento y Alistamiento, brigadier mayor Oscar Charadía, en la ceremonia de egreso de la Escuela Electrónica de Defensa
Por Lic. Cecilia Vergara


El 7 de diciembre, en las instalaciones de la Dirección de Vigilancia y Control del Aeroespacio (DirVyCA), ubicada en el partido bonaerense de Merlo, se realizó la tradicional ceremonia con motivo de la finalización del ciclo lectivo 2016 y el egreso de la carrera “Tecnicatura universitaria en Vigilancia y Control Aéreo” y de los cursos regulares de “Operador de radar de Vigilancia y Control Aéreo” y “Mecánico de radar y equipos de detección”. A partir de ese momento, cerca de 40 alumnos pasan a forman parte de la especialidad VyCA.

El comandante de Adiestramiento y Alistamiento, brigadier mayor Oscar Charadía, presidió el acto acompañado por el asesor del Ministerio de Defensa, brigadier “VGM” Guillermo Saravia; el comandante aeroespacial del Estado Mayor Conjunto, brigadier Juan Janer; brigadieres de la Institución; el titular de la DirVyCA, comodoro Armando Ahumada; el jefe de la Escuela Electrónica de Defensa, comodoro Martín Cobas; el capellán mayor de la Institución, presbítero Ricardo González; el intendente del Partido de Merlo, Dr. Gustavo Menéndez; representantes de la Policía de Merlo, personal militar superior y subalterno, veteranos de guerra de Malvinas e invitados especiales.

La Banda Militar de Música “Jorge Newbery” ejecutó los acordes del Himno Nacional Argentino, interpretado a viva voz por todos los presentes. A continuación, el capellán de Unidad, padre Celso Mélida, realizó una invocación religiosa y bendición de distinciones y diplomas.

“Queridos jóvenes egresados hoy suben un peldaño más en su vida de hombres y mujeres de armas. Recuerden poner en práctica las virtudes de la vocación militar y déjense guiar por nuestro lema: ‘El precio de la paz es la eterna vigilancia’ (…) Trabajen y disfruten de esta hermosa especialidad y sigan adquiriendo conocimiento para cumplir con todos los desafíos que deben afrontar”, manifestó el presbítero Mélida.

Luego, se leyeron las órdenes del día que dieron por finalizados la carrera y los cursos regulares. Posteriormente se entregaron los diplomas de egreso al personal de oficiales y suboficiales y a representantes de las Fuerzas Aéreas hermanas del Perú y del Paraguay. También se entregaron distinciones a los primeros promedios al teniente Lucas Costa, al cabo “ec.” David Guarayo y al cabo “ec.” Matías Cabreras.

El titular de la Unidad, comodoro Armando Ahumada, pronunció palabras alusivas en las que expresó: “Ha llegado a su fin un largo año de esfuerzo y exigencias (…) Los que les espera de ahora en adelante son desafíos más complejos. Seguramente con nuevos radares a instalar, con nuevos horarios de operación, con nuevos sistemas que aprender. No dudo que afrontarán los mismos con todo éxito, de la mano del famoso espíritu VyCA, que ya han empezado a demostrar ustedes, según lo certifican profesores e instructores”.

Asimismo, agradeció y destacó la labor y desempeño del personal docente de la Escuela por llegar a fin de año con el objetivo cumplido.

Para finalizar, dejó una reflexión a los egresados: “Quiero desearles el mayor de los éxitos en la especialidad que hoy inician, trayéndoles a la memoria lo que siempre dice el brigadier Saravia: ‘Recuerden que ustedes son de combate’. Tengan siempre en cuenta que es preferible siempre apuntar a lo más alto, aún a riesgo de errar (…) Si para la Fuerza Aérea la defensa aeroespacial es como si fuera una religión, a ustedes les toca venir a trabajar todos los días a la Catedral. Así que por lo tanto háganlo con responsabilidad y con toda la nobleza que sea capaz de emanar vuestros corazones”.

El brigadier mayor Charadía también aprovechó la oportunidad para dejar un mensaje: “Son muy bienvenidos al gran grupo de la especialidad de Vigilancia y Control del Aeroespacio. Se espera mucho de ustedes. Quiero reconocer el esfuerzo que han tenido a lo largo del año y quiero instarlos a que a partir de ahora redoblen los esfuerzos. Se incorporan a las filas de los VyCa”.

Haciendo referencia al lema pronunciado por el sacerdote continuó: “Hacia eso apuntamos, esa es la razón de ser del poder aeroespacial. Estoy complacido, orgulloso y satisfecho por las actividades realizadas durante el año 2016 por esta Unidad. Siempre quedan cosas por mejorar pero hemos ido avanzando si uno retoma lo iniciado allá en enero del 16. Se ha incorporado material nuevo, se han tenido que reforzar los esfuerzos para asistir a las tripulaciones operativas y técnicas en cada una de las unidades de radar”.

Y concluyó diciendo: “Está en vista todavía un camino largo por recorrer trazado ya en el plan SINVICA (Sistema Nacional de Vigilancia y Control Aeroespacial) que se va a ir cumplimentando a medida que la Institución reciba los medios pero esto es lo más importante, la formación del personal. Este hace que el corazón que hace que tenga sentido el ver girar una antena. Ustedes son los que le dan vida al sistema. No tienen que caer y les hablo a todas las jerarquías. Entre todos hacemos vigilancia y control del Aeroespacio. Es la razón de ser de la Fuerza Aérea Argentina. Los felicito por haber finalizado este ciclo con el éxito esperado”.

Para continuar celebrando, todos los presentes compartieron un ágape de camaradería.


“Somos un equipo y eso es lo grande que tiene nuestra especialidad”

En medio del almuerzo, el brigadier Guillermo Saravia, como presidente de la Asociación de Especialistas VyCA tomó la palabra y continuó lo iniciado el 31 de mayo -día de la especialidad-, la entrega de reconocimientos al personal asociado que cumplió más de 25 años de su carrera militar dentro del ámbito de la especialidad.

En esta oportunidad fue el turno de los comodoros Oscar González y Carlos Viñas, pertenecientes a la promoción LXXVII de la vieja Escuela de Radar, hoy Escuela Electrónica de Defensa.

El comodoro González, secretario de la Asociación, expresó: “Esta Asociación tiene la característica de estar conformado por oficiales, suboficiales, personal civil y soldados voluntarios. Somos un equipo y eso es lo grande que tiene nuestra especialidad. Nuestra Asociación une en ella al personal que ha compartido muchísimos despliegues y con la gran experiencia de la Guerra de Malvinas”.

La Asociación también entregó presentes a mejores promedios de egreso 2016, teniente Lucas Costa, al cabo “ec.” Matías Cabreras y al cabo “ec.” David Guarayo.

“La idea mía era que no se lleven todos los premios las mismas personas pero dio la casualidad que ellos tres estudiaron y la coincidencia que el primer promedio de cada uno de los cursos sea el mismo que el primer promedio de las materias del área que elegimos para premiar. Los felicito porque realmente han demostrado que son coherentes con su estudio y con su preocupación. Este premio es práctico, ustedes van a empezar a recorrer el largo camino de los despliegues, de salir al terreno y pensamos entonces que tuvieran a partir de ahora algo con lo que ustedes se acuerden de la Asociación y sientan el deseo de pertenecer: navajas multiuso que van a formar parte de su mochila de despliegue”, finalizó Saravia.

El comodoro Ahumada realizó el brindis final augurando el mayor de los éxitos a los egresados y deseando a todos un feliz fin de año.



Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS