“ANTES DE ENTRAR YA ESTABAN AQUÍ, CUANDO SE VAYAN NO SABRÁN QUE SE QUEDAN”


Fueron las palabras centrales del discurso del brigadier general “VGM” Enrique Amrein en la despedida de brigadieres realizada en la Escuela de Aviación Militar
Por 1er Ten. Sheila Lyall / Fotos: Sol.Vol. Melina Fernández
-- -- -- -- --



Un cielo nublado y un viento inestable fueron el marco de la despedida a brigadieres que llegaron al final de su carrera realizada en la Plaza de Armas de la Escuela de Aviación Militar (EAM) ubicada en la provincia de Córdoba.

Con todos los efectivos formados y los acordes de la Banda Militar de Música “Bautismo de Fuego”, la locutora anunciaba la presencia del titular de la Institución, brigadier general “VGM”, Enrique Víctor Amrein para dar comienzo a esta ceremonia.

En el palco principal, se encontraban presentes, el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general de división “VGM” Bari Del Valle Sosa; el ex jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier general “VGM” Mario Miguel Callejo y el director de la EAM, brigadier Raúl Maldonado entre otras autoridades importantes.

Tras las presentaciones de rigor y luego que la bandera de Guerra de la EAM se trasladara a la cabeza de la formación, se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino.

A continuación el administrador diocesano del Obispado Castrense, monseñor Pedro Candia realizó una invocación religiosa y haciendo referencia a los brigadieres que eran reconocidos por su trabajo en nuestra Institución dijo: “Te damos gracias Dios por la tarea realizada por la conducción superior en la FAA”. Con estas palabras bendijo la dedicación de quienes estuvieron al frente durante estos últimos años.

Como oficial más antiguo presente en este evento y que también formaba parte de los brigadieres que pasan a situación de retiro, el anterior jefe de la FAA, brigadier general Callejo, fue el encargado de pronunciar palabras alusivas.

Callejo comenzó su discurso haciendo referencia a la actividad principal de los oficiales: “amamos el vuelo y todas las especialidades concurrentes a él” y luego como veterano del Conflicto del Atlántico Sur recurrió a la memoria emotiva cuando debió enfrentarse ante el reto de defender a la Patria y fue contundente: “nadie preguntó si era oportuno o no lo que íbamos a hacer, sólo tomamos nuestros cascos y salimos”, dijo el brigadier evidenciando la simpleza del cumplimiento del deber.

El brigadier quiso dejar un mensaje a quienes son hoy sus sucesores: “Este es nuestro humilde legado, la Institución debe prevalecer, ante todo; tenemos grandes esperanzas y confianza en esta conducción superior”, expresó en el final.

Luego fue el turno del titular actual de la FAA, brigadier general Amrein quien comenzó sus palabras recordando cuando aquellos oficiales que hoy se despiden, tomaron la decisión de ingresar a la escuela: “abandonamos a nuestras familias para ingresar por estas dos torres de entrada a la escuela de aviación militar, a un ambiente desconocido, en extremo exigente, disciplinado y muy demandante” (…) todos estábamos impulsados por nuestra vocación, siendo esa la principal razón que nos hizo querer abrazar esta carrera de las armas, específicamente la de las alas de la patria”.

Tras este comienzo, Amrein hizo referencia a los pasos en la carrera y los desafíos que se fueron imponiendo y que a estos oficiales les dieron las herramientas para alcanzar el grado superior.

“Señores brigadieres: permitan que les diga que al igual que el talento, las capacidades y el juicio profesional que ustedes poseen, su vocación no pasa a retiro (…) para todos ustedes es esta una jornada de intensas emociones; estoy seguro que deben agolparse recuerdos, sentimientos y experiencias, que han ido acumulando a lo largo del ejercicio de la maravillosa aventura de ser un oficial de la Fuerza Aérea Argentina”.

Amrein continuó sus palabras expresando que no deseaba despedirse de estos oficiales, sino que lo más importante era agradecerles a ellos y sus familiares el tiempo dedicado a esta tarea de servir a la Patria, por momentos gratificante y por otros sacrificada: “quienes les hemos sucedido y hoy estamos activos en estas filas, nos comprometemos ante ustedes a tomar el testimonio y seguir adelante, dedicando todo nuestro esfuerzo para el engrandecimiento de la Fuerza Aérea”.

“Hoy, más que nunca, es oportuno recordar aquellas, en apariencia sencillas placas que se encuentran ubicadas en la puerta de ingreso y egreso del Cuerpo de Cadetes y que son los valores que prevalecerán en nuestras vidas por siempre, estoy seguro que: “Antes de entrar ya estaban aquí, cuando se vayan no sabrán que se quedan” Concluyó con evidente emoción al mencionar esta frase el actual titular de la FAA.

El ayudante del brigadier Amrein dio lectura a la Resolución 20093/16 del jefe del Estado Mayor General donde resuelve la entrega de Banderolas a los brigadieres que pasaron a retiro.

Cada uno de ellos recibe de manos de cadetes de la EAM las banderolas que distinguen este momento inolvidable.

El jefe de la “Agrupación Despedida Señores Brigadieres” da las voces de mando para iniciar el dispositivo de desfile final, que concluye con los acordes de la Banda entonando “Alas Argentinas”.

Una vez concluida formalmente la ceremonia, los brigadieres se tomaron una fotografía al pie del Pabellón Nacional y fueron invitados a compartir un Vino de Honor en el Cuerpo de Cadetes. Allí la jornada culminó con la entrega de medallas alegóricas y un brindis por estos años de carrera tan importantes en sus vidas.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS