67º AÑOS AL SERVICIO DE LA SALUD


El Hospital Aeronáutico Córdoba celebró un nuevo aniversario y durante la ceremonia se inauguraron importantes obras de infraestructura. Estuvieron presentes autoridades del Ministerio de Defensa
Por 1er Ten. Laura Pereyra. Fotos: Escuela de Suboficiales de Córdoba


El Hospital Aeronáutico Córdoba celebró el jueves 29 de septiembre los 67 años de su creación con una ceremonia que convocó a representantes del Ministerio de Defensa y a altas autoridades militares de la Fuerza Aérea.

Desarrollada en el “Patio de los Niños”, espacio municipal lindante al hospital, fue presidida por el director general de Salud, brigadier “VGM” Eduardo Daghero. Lo acompañaron el subdirector General de Salud, brigadier Enrique Revol; el director del hospital, comodoro Héctor Diebel; ex directores; la coordinadora de Salud y Bienestar de las Fuerzas Armadas, Dra. Estela Cruz; la directora de Políticas de Género del Ministerio de Defensa, Lic. Carolina Urtea; la presidente del directorio del Instituto de la Obra Social de las Fuerzas Armadas, Lic. Cristina Guevara; autoridades militares, personal del Hospital e invitados especiales.

Luego de entonar las estrofas del Himno Nacional Argentino interpretado por la Banda Militar de Música “SM Juan Vulcano” perteneciente a la Escuela de Suboficiales de la Fuerza Aérea, se leyó el mensaje enviado por el jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea en el que manifestó: “Hago llegar a todo el personal militar y civil mis más sinceras felicitaciones por tan grato acontecimiento. Al mismo tiempo, deseo expresar mi reconocimiento por la dedicación y profesionalismo puestos de manifiesto en el desempeño de las tareas que realizan diariamente”.
Luego, el padre Daniel Dotto ofreció una Invocación religiosa y bendijo las medallas que serían entregadas al personal civil que recibió el beneficio de la jubilación.

Las palabras alusivas estuvieron a cargo del director del Hospital quien inició su discurso diciendo: “Quiero dirigirme especialmente a los jóvenes que se han incorporado últimamente a esta comunidad hospitalaria, porque adhiero al pensamiento de que no se puede amar lo que no se conoce (…) En lo personal, me enorgullece ser egresado de la primera promoción de médicos residentes militares en la especialidad de Clínica Quirúrgica y, luego de 33 años de servicio en la Fuerza Aérea, haber sido honrado con el cargo de director junto a camaradas y colegas ex residentes lo que nos permite, gracias a la experiencia vivida, conocer y comprender con mayor claridad las vicisitudes propias de las tareas cotidianas del quehacer profesional de este hospital”.

“En estos 67 años de vida nuestro hospital ha crecido tanto edilicia como funcionalmente, pero quiero poner énfasis en el personal, civiles y militares, que pasaron por este hospital, que con su esfuerzo, dedicación y sacrificio, son los verdaderos artífices que forjaron lo que hoy somos y tenemos. Nuestro reconocimiento y gratitud por todo lo que han logrado y el ejemplo de vida que nos han dejado. Recordarlos es una hermosa forma de rendirles un sentido homenaje”, agregó el comodoro Diebel.

De igual manera, recordó a los “soldados de blanco” que cumplieron funciones en la guerra de Malvinas, tanto médicos como enfermeros, y al brigadier Daghero, actual director general de Salud, quien fue el oficial más joven de la Fuerza Aérea en participar de la contienda. Asimismo, destacó el rol de hombres y mujeres de nuestra Institución que desde 1993 forman parte de las dotaciones del Hospital Reubicable en Misiones de Paz de Naciones Unidas, tanto en Mozambique y Kosovo como Haití y remarcó la misión humanitaria desarrollada de manera conjunta con el Ejército y la Armada en el país vecino de Chile, cuando en 2010 fue azotado por un terremoto.

“La vida no debe dirigirse al pasado exclusivamente ni tampoco anclarse en el presente; por lo cual este aniversario tiene características muy especiales: nos encuentra en una etapa de cambios, los que consideramos imprescindibles a fin de estar preparados para el futuro que se avecina”, remarcó el comodoro.

En este sentido, fue clave el momento en el que se inauguraron tres obras que hacen a la modernización edilicia del Hospital: una nueva red de distribución de gas natural y readecuación de la sala de máquinas (incluyendo el remplazo de una caldera para la calefacción central); la reparación integral de las instalaciones de la cocina con equipamiento totalmente nuevo y la readecuación de tres espacios ubicados en el hall de acceso al edificio administrativo. Estos espacios serán destinados al funcionamiento de la Secretaría, la Sala de espera y los consultorios de profesionales integrantes del Comité de Prevención, Asistencia y Rehabilitación a víctimas de violencia familiar.

“En cuanto a nuestro futuro avizoro problemas que afrontar y resolver y posibilidades que alentar y organizar, enfrentando retos con los riesgos que esto supone”, continuó el director del Hospital explicando que dicho establecimiento debe adecuarse y adaptarse al incremento del número de usuarios de los servicios de salud -siendo más de 600.000 los beneficiarios- como resultado de la creación del Instituto de la Obra Social de las Fuerzas Armadas (IOSFA) que establece la unificación de las obras sociales de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, compartiendo los recursos prestacionales y tecnológicos del ámbito del Ministerio de Defensa e integrando a los hospitales militares.

“Deseo hacer llegar el más ferviente agradecimiento a todo el personal del hospital y los insto a seguir trabajando con fe y esperanza para alcanzar la condición de excelencia en todas nuestras tareas, impregnando a nuestro accionar, la creatividad, exigencia y profesionalidad, con la prevalencia de un clima de compañerismo y trabajo en equipo, que ha sido la base de los logros que hoy ostentamos, para ayudar al prójimo en el proceso de salud- enfermedad. Ruego a Dios que nos brinde sabiduría, para ser dignos y eficaces transmisores de estos nobles sentimientos a las generaciones que nos sucederán”, finalizó el comodoro Diebel.

LAS OBRAS

Fueron financiadas con fondos del Ministerio de Defensa y fue fundamental la contribución del Instituto de la Obra Social de las Fuerzas Armadas que aportó equipamiento médico, como es el caso de un nuevo equipo de rayos X, un sistema de digitalización de imágenes de placas radiográficas, un video endoscopio gastroenterológico, un ecógrafo multipropósito y respiradores de última generación.

Noticias en Vuelo dialogó con la doctora Estela Cruz, coordinadora de Salud y Bienestar de las Fuerzas Armadas, quien expresó que “es muy importante para mí estar hoy aquí porque alguna vez fui paciente de este hospital, de modo que me genera una gran satisfacción saber que las obras se están concretando (…) Teniendo en cuenta las restricciones que han tenido las Fuerzas Armadas en la última década, han podido optimizar los pocos recursos que tienen; la mayoría de los hospitales que he visitado se han mantenido como ningún otro hospital público ha podido hacerlo así que estamos muy satisfechos de que se estén terminando estas obras que estaban bastante enlentecidas. Felicitaciones por todos estos años de trabajo”.

“Las instalaciones son muy importantes pero no están en el vacío, están en un contexto donde las Fuerzas Armadas en general y la Fuerza Aérea en particular vienen haciendo un esfuerzo muy grande desde hace varios años por tratar la violencia intrafamiliar, de manera interdisciplinaria y con mucha responsabilidad y calidad en su atención. Es muy importante el lugar que la Institución le da este problema”, explicó la directora de Políticas de Género del Ministerio de Defensa, Lic. Carolina Urtea en conversación con este medio.

Fuente: Prensa Hospital Aeronáutico Córdoba. Colaboración especial: PC. Yamil Mustafá



Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS