“EL COMPROMISO DE PROTEGER EL CIELO ARGENTINO ES INQUEBRANTABLE”


En la ceremonia por el 104° Aniversario de la Fuerza Aérea Argentina su titular aseguró que la misión de la Institución se mantiene intacta, a pesar de las dificultades. La vicepresidente de la Nación estuvo presente en el festejo
Por 1er. Ten Laura Pereyra. Fotos: Div. Fotografía FAA


Un cielo celeste despejado y un aire primaveral dieron marco a la ceremonia central del Día de la Fuerza Aérea Argentina (FAA) que se desarrolló en las instalaciones de la Escuela de Aviación Militar (EAM) de Córdoba, organismo que creó los cimientos de esta centenaria Institución.

Y para darle un marco aún más imponente, luego de varios años, el Gobierno Nacional se sumó a la celebración siendo la vicepresidente, Lic. Gabriel Michetti, quien encabezó el acto. Lo hizo acompañada del ministro de Defensa, Ing. Julio Martínez; el jefe de la FAA, brigadier mayor "VGM" Víctor Enrique Amrein y el vicegobernador de la provincia de Córdoba, Martín Llaryora.

Bajo el lema "104 años protegiendo el cielo argentino con sus alas", el acto se inició con los acordes del Himno Nacional a cargo de la Banda de Música de la Guarnición Aérea Córdoba -compuesta por las Bandas "Bautismo de Fuego" de la Escuela de Aviación Militar y "Suboficial Mayor Juan Vulcano" de la Escuela de Suboficiales”. Continuó con una invocación religiosa por parte del capellán mayor de la Fuerza Aérea, presbítero Ricardo González y un minuto de silencio para recordar al personal fallecido, mientras una escuadrilla de aviones IA-63 Pampa realizó un pasaje aéreo.

Como cada año, tras la lectura de la resolución 760/16 firmada por el JEMG, se entregó la distinción "Amigos de la Fuerza Aérea", que reconoce la amistad y permanente colaboración de personas, organizaciones o medios para con nuestra Institución. En esta oportunidad fue recibida por el Lic. Mariano Torres García quien con su destacado aporte ha motivado una vez más a la FAA para recuperar los restos del avión Douglas TC-48 que cayó el 3 de noviembre de 1965 en territorio de Costa Rica. Esta distinción representa también el agradecimiento de familiares, camaradas y amigos de los tripulantes desaparecidos.

En la ocasión, el embajador del Estado Plurinacional de Bolivia, Liborio Flores Enríquez -como máximo representante de su país- hizo entrega al brigadier mayor Amrein de la Condecoración "Mariscal Andrés de Santa Cruz en el grado de Gran Oficial de la Orden".

Fue muy emotivo también el momento en que la Fuerza Aérea recibió, por parte de sus depositarios, el bastón del general José de San Martín que lo acompañó hasta el final de sus días. Para orgullo de nuestra Institución dicho objeto, que será conservado y atesorado en la Sala Histórica de la EAM, fue otorgado a los granaderos del aire por el coraje y capacidad profesional, evidenciados en el conflicto de Malvinas, siendo dignos de la tradición sanmartiniana.

Durante la ceremonia, el brigadier mayor ofreció un contundente discurso en el que manifestó que la Fuerza Aérea de hoy, pese a la escasez, a la degradación de medios o a la desinversión, ha puesto y pone todo su empeño en garantizar el cumplimiento de su misión, contribuyendo al trabajo mancomunado que la defensa nacional exige del instrumento militar".

Haciendo referencia a los 104 años de la creación de la Institución hoy a su cargo, expresó:"Este nuevo aniversario nos obliga a recordar que somos integrantes de un gran equipo que se ha construido y madurado a lo largo de los años, con aciertos y errores, con alegrías, tristezas y también con páginas coronadas por la gloria. Pero los desafíos continúan (…) sea para el control de nuestros espacios, para asegurar la presencia en todos los rincones del país o para participar en estrategias regionales que hagan frente a amenazas comunes, necesitamos disponer de una Fuerza Aérea reorganizada, bien equipada, adiestrada y motivada".

Poniendo principal énfasis en las carencias actuales de la Fuerza, Amrein se dirigió principalmente al personal afirmando que "necesitamos aviones, sensores y artillería, pero también necesitamos del trabajo en equipo de hombres dispuestos a volar y a sostener el vuelo. Ustedes, hombres y mujeres que se distinguen por su uniforme azul, siguen siendo el recurso más importante sin el cual no hay mejora o reconstrucción posible".

Fue clave el momento en el que el jefe del Estado Mayor General habló acerca de la relación de las Fuerzas Armadas con el gobierno actual, diferenciándolo del anterior: "Sabemos que la mayor parte de la sociedad acompaña y reconoce el trabajo de sus Fuerzas Armadas, pero debo resaltar algo que hoy es manifiesto: la voluntad y el compromiso de la conducción del Ministerio de Defensa y del Gobierno Nacional por dejar atrás esa sensación de no ser respetados ni considerados", afirmó y siguió: "Estoy seguro que estamos dando los pasos necesarios para reconstruir nuestra Institución (…) y que pese a las actuales dificultades, la Fuerza Aérea sigue con su inquebrantable compromiso de proteger el cielo argentino con sus alas".

"ESTA ES LA FUERZA AÉREA QUE QUEREMOS Y RESPETAMOS"

Luego de las palabras del titular de la FAA fue el turno de la vicepresidente de la Nación quien emocionada aseguró estar orgullosa de ser parte del festejo, "porque sé perfectamente, mirando a cada uno de los jóvenes y las jóvenes aquí presentes, de la profunda vocación de servicio que significa entrar a la Fuerza Aérea, además del deseo de servir a la Patria".

"Estamos en un momento de cambio en el cual el diálogo, el consenso, la democracia ejercida con todas sus instituciones y con renovado respeto por esas instituciones son nuestros objetivos. Este momento significa un compromiso profundo, serio, de nuestro gobierno en volver a darle a la Fuerza Aérea el lugar que le corresponde (…) Esta es una Fuerza Aérea de la Democracia, la que queremos y respetamos", manifestó categórica mientras los presentes la ovacionaban.

Para dar un cierre a su improvisado discurso y aprovechando para saludar a los integrantes de la Institución Michetti expresó: "En este 104° Aniversario quiero felicitarlos en nombre del presidente y mío propio para que sigan con esta vocación, sirviendo a los ciudadanos argentinos (…) Sepan que el compromiso de este gobierno es equiparlos y poner la situación salarial en su justo lugar. Estamos en ese trabajo, es un momento difícil desde el punto de vista de los recursos, pero cada paso que demos va a ser en función de reconocer la enorme importancia que tiene la Fuerza Aérea Argentina".

Frente a las autoridades ubicadas en el palco, los efectivos formados - representando a las distintas unidades y organismos que componen la Institución- realizaron un desfile para dar cierre a la emotiva ceremonia.

Las estrofas de “Alas Argentinas” retumbaban en la plataforma de la Escuela de Aviación. Aplausos cerrados de los presentes fueron el corolario. Sin dudas, se trató de una ceremonia que renueva las esperanzas de reubicar a nuestra Institución en el lugar que se merece.

UN BRINDIS PARA RECORDAR

Finalizado el acto central, los presentes compartieron un ágape en el Cuerpo de Cadetes donde los funcionarios del gobierno encabezaron el brindis y reiteraron sus objetivos para con las Fuerzas Armadas.

"Queremos que sepan que el presidente de la Nación está al tanto de las dificultades y problemas que venimos teniendo y nos pidió, especialmente, que les hagamos saber que estamos iniciando una nueva etapa. Y que esta etapa necesita de las Fuerzas Armadas y, sobre todo, de la Fuerza Aérea Argentina (…) Queremos que nos recuerden como los que, junto a ustedes, iniciamos la etapa de recuperación y respeto", manifestó el ministro de Defensa.

"Ustedes son reconocidos por la sociedad, pero ahora también son reconocidos por un gobierno que ha decidido que se terminó con la etapa del destrato, la falta de respeto y consideración a las Fuerzas Armadas (…) Queremos que sepan también que está en la agenda de nuestro Ministerio y del Gobierno Nacional la recuperación de las capacidades operativas de la Fuerza Aérea Argentina. Sabemos dónde y cómo están. No queremos que estén así, no consideramos una Fuerza Aérea que no vuele", finalizó Martínez terminante.

Michetti se sumó a las palabras del titular de la cartera de Defensa y agregó: "Quiero brindar por la vocación de servicio y compromiso para con la Patria y por el esfuerzo que cada uno de los miembros de la Fuerza Aérea viene desarrollando desde hace tantos años para que la Argentina sea una nación grande y soberana. ¡Viva la Patria!".

LOS PRESENTES

También se sumaron a la ceremonia los embajadores del Estado Plurinacional de Bolivia y de Paraguay; los comandantes y representantes de los países amigos de Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay; el titular del Estado Mayor Conjunto; autoridades del Ministerio de Defensa; los titulares del Ejército y la Armada; integrantes de las Fuerzas de Seguridad y Policiales; representantes del cuerpo legislativo nacional y provincial; brigadieres en actividad y en situación de retiro; familiares de caídos y veteranos de la Guerra de Malvinas; autoridades provinciales y municipales de la provincia de Córdoba; autoridades de la FAA; representantes de instituciones amigas; agregados aéreos extranjeros; representantes de empresas privadas y organismos estatales ligados al quehacer aeronáutico nacional; personal militar, civil y docente de la Institución; el suboficial del EMG; integrantes de escuelas apadrinadas por la FAA e invitados especiales.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS