“ES UN ORGULLO, TODO NUESTRO ESFUERZO SE REPRESENTA EN ESTE UNIFORME”


Expresó el cadete Alan Leiva luego de recibir la investidura y el sable en la Escuela de Aviación Militar
Por Lic. Florencia Sosa / Fotos: Sol. Vol. Melina Fernández


En la fría mañana del 10 de junio se realizó una ceremonia en la Plaza de Armas de la Escuela de Aviación Militar (EAM) donde los cadetes de primer año recibieron su uniforme de la Fuerza Aérea Argentina (FAA), un hito de gran trascendencia para quienes inician su carrera militar por su alto valor simbólico. Además, se distinguió a los suboficiales cadetes y a los cadetes de IV que ascendieron a la jerarquía superior inmediata.

El evento fue presidido por el jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina (EMGFAA), brigadier mayor “VGM” Enrique Víctor Amrein, acompañado por el embajador del Estado Plurinacional de Bolivia, general de Fuerza Liborio Flores Enríquez; el subsecretario de Formación del Ministerio de Defensa, Dr. Eduardo Thenon; brigadieres mayores en situación de retiro; el director general de Institutos Universitarios de las Fuerzas Armadas, Dr. Alejandro Gómez; brigadieres en actividad y en situación de retiro; comodoros mayores; el jefe de la Delegación de Naval Córdoba, capitán de Navío Javier Nicola; el presidente de la Fábrica Argentina de Aviones “Brigadier San Martín”, Ercole Felipa y su director, Hugo Miranda; el director de la Escuela de Gendarmería Nacional “Cabo Raúl Cuello”, comandante mayor Rubén Soto; el jefe de la Policía de Córdoba, comisario general Gustavo Vélez; autoridades de la Municipalidad de Villa Carlos Paz; agregados militares extranjeros; representantes de las Fuerzas Armadas y de Seguridad; jefes de Unidades y Organismos de la Guarnición Aérea Córdoba; personal militar superior y subalterno en actividad y situación de retiro, veteranos de Guerra de Malvinas, personal civil y docente del instituto, cadetes, familiares e invitados especiales.

El acto comenzó con el ingreso de la Bandera de Guerra de la EAM y la presentación de los efectivos formados al jefe de la FAA. A continuación, la Banda Militar de Música “Bautismo de Fuego”, perteneciente al centro educativo, entonó los acordes del Himno Nacional Argentino.
Luego, el jefe del Servicio Religioso de la Guarnición Aérea Córdoba, presbítero Sergio Fochessato, realizó una invocación religiosa: “Mira a tus hijos que están aquí reunidos al amparo de tu protección, ellos han sido investidos con el uniforme de la hidalguía y de la bravura, uniforme de la Patria que distingue a los varones y mujeres que están empeñados en compenetrar la obra perfecta de la Justicia y de la Paz”.

“Señor, te pedimos que bendigas sus uniformes, concédeles que lo invistan con dignidad y orgullo como heraldos de causas nobles y férreos defensores del bien común. Bendice, también Señor, los sables que han de empuñar, símbolo de mando y de valor, que fueron blandidos por los padres de la Patria para ennoblecer nuestra tierra y forjar su independencia”, manifestó el presbítero y agregó: “Que esa misma bendición alcance a los suboficiales cadetes y cadetes de IV año que hoy ascienden para que sean un verdadero ejemplo de compromiso y superación personal”.

Posteriormente, el director de la Escuela de Aviación Militar, brigadier Raúl Maldonado, pronunció palabras alusivas: “La entrega de uniformes y sables a los cadetes del curso y del ascenso de suboficiales cadetes y cadetes del 4to curso son dos ceremonias altamente significativas para este instituto y para la Fuerza Aérea toda”.

Durante su discurso, el brigadier Maldonado se dirigió a los cadetes: “Han alcanzado su primera meta, desde hoy serán portadores del uniforme de Cadetes de la Escuela de Aviación Militar, por ello nuestro sincero reconocimiento. Este uniforme no es una vestimenta, constituye una exteriorización de los valores del soldado aeronáutico, valores que tienen como referentes a los principios sanmartinianos, a los pioneros de la aeronáutica militar y, como referencia muy cercana, a nuestros recordados y siempre presentes, Héroes de Malvinas”.

“Estos principios aeronáuticos surgen de una visión compartida de lo que fuimos, de lo que somos y de lo que anhelamos ser. Por ello los insto a asumir el desafío de cumplir los objetivos más altos, aún aquellos que parezcan inalcanzables. Ésta actitud de superación permanente de nuestros cadetes es la renovación de la esperanza de nuestra Fuerza Aérea que será tan grande como los sueños de nuestros futuros oficiales. El sable que van a recibir es réplica del que utilizara nuestro máximo héroe nacional, el general José de San Martín y representa la esencia de aquello para lo cual se están formando”, manifestó el director de la EAM.

Además, también felicitó a los suboficiales cadetes y a los cadetes de IV año que ascendieron afirmando que “el ejemplo es la mejor escuela de conducción y por ello los insto a seguir superándose en todo ámbito que les toque desempeñarse”.

También destacó la labor de los instructores militares del Cuerpo de Cadetes en su rol de transmisores de los principios y valores esenciales de la vida militar. Además, dirigió un mensaje especial a las familias por su “labor silenciosa de contención afectiva y emocional”.

El director de la EAM concluyó su discurso con estas emotivas palabras: “Cadetes, los invito a que retengan en su memoria esta ceremonia única que los va a acompañar por el resto de sus carreras (…) Caballeros del aire, su mirada debe estar puesta en el cielo y por ello están llamados a plantearse las metas más altas. Cadetes ¡Vuelen alto!”.

A continuación, se leyó la orden del día que asciende a la jerarquía superior inmediata a los suboficiales cadetes encargados de escuadrón y encargados de compañía como así también a los cadetes de IV año que evidenciaron las cualidades y condiciones requeridas para ser promovidos. A medida que se los fue nombrando, los futuros oficiales se acercaron al palco al grito de “¡Presente!” y las autoridades de la Fuerza Aérea les entregaron el diploma de ascenso. Este momento fue coronado con el aplauso de los familiares y la Diana de Gloria.

Posteriormente, se leyó el mensaje que autoriza a los cadetes de la Promoción 85 a vestir el uniforme de la Escuela de Aviación Militar y se realizó la tradicional entrega de sables acompañada por los acordes de la Banda Militar de Música.

Los primeros en recibir el símbolo de mando fueron los cadetes de 1er año del Estado Plurinacional de Bolivia y de la República de Panamá que se incorporaron al instituto en el marco del programa de intercambio.

A continuación, fue el turno de los cadetes argentinos. Durante este momento tan emotivo, los familiares se pusieron de pie para sacar fotos y poder ver al futuro oficial luego de ser nombrado por el ayudante del director de la EAM para recibir su sable.

El acto continuó con un desfile aéreo-terrestre en el que se desplegaron tres Grob al mismo tiempo que los efectivos entonaban las estrofas de “Alas Argentinas”, el himno de la Fuerza Aérea.

Antes de concluir la ceremonia, el titular de la FAA, brigadier mayor Amrein, descendió del palco y los cadetes se ubicaron en semicírculo para escuchar con atención un mensaje que sólo fue dirigido a ellos de forma privada y que quedará en sus memorias para siempre.

Luego, se invitó a los familiares a reunirse con ellos y celebrar este hito tan importante para su carrera militar.

En ese momento, Noticias en Vuelo dialogó con el cadete Alan Leiva, oriundo de la provincia de Córdoba sobre qué significa para él recibir el uniforme: “Es un orgullo, hace 3 meses que estamos acá y todo el esfuerzo que estamos llevando a cabo se representa en el uniforme, nuestro sacrificio, tener que dejar nuestra familia de lunes a viernes, todo lo que significó estos meses se resume en este uniforme. Es muy gratificante llevarlo y, además, te hace sentir más parte de la Fuerza”.

“No es lo mismo ver a todos los años superiores salir con el uniforme y uno tener que salir con un traje común, ya llevar el uniforme que nos distingue de los demás, me hace sentir que formo parte de la Escuela de Aviación”, afirmó Leiva.

El cadete también relató cuál fue el momento bisagra que lo llevó a querer formar parte de la Institución: “Me decidí a entrar en la Fuerza Aérea en cuarto año del secundario, definitivamente, cuando asistí a la exposición por los 100 años de la Fuerza Aérea. Ver volar los aviones, ver todo el espíritu que había me hizo convencerme que esto era lo que quería en realidad y fue entonces que, gracias al apoyo de mi familia y de todas las personas que estuvieron a mi alrededor, me ayudaron a poder concretar este sueño de poder ingresar a la Escuela”.

Antes de formar parte de la EAM, el joven asistió al Instituto Provincial de Educación Técnica (IPET) 251, perteneciente a la Guarnición Aérea Córdoba, que se destaca por ser un secundario técnico con una oferta académica orientada a la aeronáutica en el que los alumnos pueden obtener el título de Técnico Aviónico y el de Técnico Aeronáutico. En sus aulas, estudiantes como Alan Leiva despiertan su pasión por los aviones y continúan su capacitación en centros de enseñanza superior vinculados con la aviación.

Al respecto, su mamá, María Inés Trépode de Leiva, se acercó para conversar con Noticias en Vuelo sobre qué significa para ella ver a su hijo desfilar con el uniforme de la Fuerza Aérea Argentina: “Estamos muy contentos, muy orgullosos porque se esforzó mucho para lograrlo, es un sueño que él tenía desde hace mucho. Hizo el secundario en el IPET 251, durante 7 años estuvo en ese predio, y ya en 4to año dijo ‘voy a ingresar’ y puso todo su esfuerzo para lograrlo”.

Paralelamente, las autoridades de nuestra Institución y los invitados especiales se reunieron en el Casino de Oficiales de la EAM para compartir un momento de camaradería y experiencias de su propia ceremonia de entrega de uniformes.

Durante el brindis, el brigadier Maldonado manifestó: “Mientras tengamos cadetes que reciban su uniforme siempre va a haber esperanza de una Fuerza Aérea mejor. Estar en contacto con ellos es una experiencia que es única y realmente es un privilegio poder hablar con alguien que encarna los ideales más puros, los que resultan más inalcanzables, pero ellos tienen adentro ese fuego, esa llama que los hace ir siempre hacia adelante”.

El jefe de Estado Mayor de la FAA aprovechó la oportunidad para agradecer al personal de la EAM que hizo posible la ceremonia, a las autoridades del Ministerio de Defensa por formar parte de la celebración y destacó especialmente la presencia de los veteranos de Guerra de Malvinas “quienes representan los ideales que queremos reflejar a nuestros cadetes”.

Al concluir su discurso, Amrein manifestó: “No me cabe duda que ellos son excelentes receptores de este pasado, de los precursores, deben tomar esa posta y creo que estamos en muy buen camino (…) Los invito a brindar por nuestra Patria, por nuestra Institución y por los cadetes de 1er año que son el futuro de la Fuerza Aérea Argentina”.


Imprimir


Noticias en Vuelo Sitio Oficial de la FUERZA AEREA ARGENTINA Facebook Oficial de la FUERZA AEREA ARGENTINA Canal Oficial de YouTube de la FUERZA AEREA ARGENTINA Revista Aeroespacio QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS