"ESTOS NUEVOS PILOTOS DE CAZA PASAN A FORMAR PARTE DE LA PUNTA DE LANZA DE LA DEFENSA NACIONAL"


Fueron las palabras del jefe de Grupo 4 de Caza, comodoro Néstor Guajardo en la ceremonia de egreso del CEPAC
Por 1er. Ten. Sheila Lyall. Fotos: PC. Sonia Pereyra
-- -- -- -- --


La fría mañana del 8 de junio en Buenos Aires no se trasladó hacia la ciudad de Mendoza, donde el sol radiante acompañó los pasajes de IA-63 Pampa junto a los helicópteros Lama en la IV Brigada Aérea para celebrar el egreso del Curso de Estandarización de Procedimientos para Aviadores de Combate (CEPAC).

Desde el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery, una comitiva encabezada por el jefe de Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina (FAA), brigadier mayor “VGM” Enrique Víctor Amrein, viajó a bordo de una aeronave Fokker F-28 rumbo a la cuna de los aviadores de caza.

La comitiva también estuvo integrada por el comandante de Adiestramiento y Alistamiento, brigadier mayor Oscar Charadía; el director general de Educación, brigadier Gustavo Testoni; el secretario general, brigadier José Videla; el II comandante operacional del Estado Mayor Conjunto, brigadier Roberto Andreasen y el titular del Comando Aeroespacial, brigadier Juan Janer, quienes fueron recibidos por el jefe de la IV Brigada Aérea, comodoro Gabriel Bagatello.

Al llegar a la Unidad se trasladaron hacia el microcine, dispuesto como escenario principal para llevar a cabo la ceremonia de egreso del Curso de Estandarización de Procedimientos para Aviadores de Combate (CEPAC).

Tras haber recorrido diferentes instancias durante el período 2015 - 2016, los cursantes recibieron su diploma como nuevos aviadores de combate de la FAA.

Para dar comienzo a este momento emotivo, la Banda Militar de Música “brigadier general Ángel María Zuloaga” interpretó los acordes del Himno Nacional Argentino.

Mediante la lectura de la Resolución que aprueba el Curso operando como primer aeronave de combate el sistema de armas IA-63 Pampa II, los oficiales recibieron el título que los habilita como piloto de Caza y Bombardeo.

El jefe de Grupo 4 de Caza, comodoro Néstor Guajardo fue el encargado de pronunciar las palabras alusivas: “Señores oficiales subalternos que hoy son revestidos con la armadura de pilotos de caza, han realizado grandes esfuerzos para cumplir con las exigencias impuestas; lo sabemos y nos complace”.

“El espíritu de combate del cazador nace desde lo más profundo de nuestro corazón y se alimenta de las enseñanzas y ejemplos de los que tienen el deber de mantener nuestras tradiciones”, dijo el comodoro refiriéndose a aquellos que anteriormente pasaron por este momento.

“La Fuerza Aérea es aérea porque debe tener aviones y es fuerza porque deben ser de combate y para el apoyo en combate con capacidades que nos permitan apoyar a la comunidad a la cual pertenecemos, porque esta es la única forma de tener una Fuerza Aérea que esté de acuerdo con las necesidades de la Nación. Siendo lo que debemos ser para la Defensa y sus intereses vitales como para las misiones subsidiarias”., afirmó el oficial.

En su discurso, no faltó la referencia histórica a aquellos héroes de la Guerra de Malvinas que sentaron precedentes con su legado: “Hace 34 años, nuestro espíritu de combate mostró al mundo que a pesar de la superioridad cualitativa y cuantitativa del adversario, cuando la Fuerza Aérea cierra filas al servicio y defensa de la Patria, no hay quien pueda”.

Finalmente, el jefe de Grupo 4 de Caza le habló con orgullo a las familias de los cursantes: “Queridos familiares que hoy nos acompañan, estos nuevos pilotos de caza que han sido instruidos en el arte de la guerra aérea pasan a formar parte de la punta de lanza de la Defensa Nacional”.

A continuación, el presbítero Néstor López bendijo los diplomas y unas estatuillas que minutos después recibieron los flamantes pilotos de caza.

El titular de la FAA entregó una distinción al teniente Sergio Palacios por ser el primer promedio general. Luego, el resto de los oficiales recibieron diferentes reconocimientos por parte de los titulares de otros organismos, quienes especialmente llevaron presentes para agasajar a los egresados.

Cabe destacar que en esta ceremonia se hicieron presentes agregados aeronáuticos de Brasil, Estados Unidos, España, Paraguay, Gran Bretaña y Colombia. Cada uno de ellos felicitó a los nuevos aviadores y también les entregaron presentes representativos de sus países.

Una vez anunciado el cierre de la ceremonia, los invitados se trasladaron a la tradicional Sala de Pilotos para descubrir la placa donde figuran los nombres de los nuevos aviadores.

Finalmente, en el Casino de Oficiales de la IV Brigada Aérea, todos los presentes compartieron un ágape. El brigadier mayor Amrein, cedió la realización del brindis al jefe de Unidad no sin antes decir: “Quiero agradecer a todos los presentes que permitieron que los alumnos que hoy se gradúan como pilotos de combate les quede un recuerdo imborrable de este día”.

“Para mí esto es volver 25 años atrás cuando en el año ´80 tuve que pasar por este Curso, es un momento muy especial”, concluyó el titular de la FAA.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS