“LES PIDO QUE SEAMOS LA LUZ QUE SE ENCIENDE CUANDO LA FAMILIA AERONÁUTICA NOS NECESITA”


Manifestó el nuevo director general de Salud, brigadier “VGM” Eduardo Daghero, en la ceremonia que lo puso en funciones en el cargo
Por Lic. Cecilia Vergara / Fotos por Sol. Vol. Melina Fernández


Durante la mañana del 29 de enero en el hall central del Edificio Cóndor se desarrolló la ceremonia de puesta en funciones del nuevo director general de Salud, el brigadier “VGM” Eduardo Daghero, acto que congregó a todo el personal del organismo, perteneciente a diferentes dependencias y lugares del país.

Fue presidido por el subjefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina (FAA), brigadier Fernando Nieto, quien se encontraba acompañado por el director general de Salud saliente, brigadier mayor “VGM” Miguel Lucero; altas autoridades de la Institución y de las Fuerzas Armadas, familiares e invitados especiales.

Para dar el marco oficial a la ceremonia, la Orquesta de Concierto de la FAA “Mayor Armando Nalli” interpretó los acordes del Himno Nacional Argentino, y a continuación el capellán de la Institución, padre Oscar Farías, realizó una invocación religiosa.

A modo de despedida, y en un discurso que hizo emocionar a todos, el brigadier mayor Lucero se dirigió a los presentes a los que comenzó agradeciendo por su presencia y por el apoyo brindado para poder cumplir con la misión que le fue asignada. Asimismo, realizó un breve racconto de los objetivos alcanzados durante su gestión y de las mejoras realizadas en cada dependencia de la Dirección General de Salud, como los Hospitales Aeronáuticos de Buenos Aires y Córdoba, el Instituto Nacional de Medicina Aeroespacial (INMAE) y los Centros Asistenciales Palomar y Retiro, entre otros.

“El compromiso y la pertenencia los tenemos todos los que estamos en Salud. Compromiso parece una palabra tan insignificante o insulsa pero tiene un significado muy especial, porque engloba todo, desde la atención al afiliado, llegar en horario al trabajo, dedicarse en sus distintas tareas, y todos lo han hecho muy bien”, expresó Lucero.

En sus palabras “la salud no espera” y en cada actividad “se hizo todo lo que se ha podido con lo que teníamos”.

Haciendo referencia a su personal, les agradeció el apoyo nuevamente y los instó a “mantener ese espíritu de hermandad que siempre ha caracterizado a todo este equipo”.

Para finalizar, manifestó: “Después de 41 años de servicio me voy satisfecho con el conocimiento adquirido mediante las distintas experiencias que me ha dejado a diario la vida militar”.

Luego, se leyó el decreto que designa al nuevo titular del organismo y el brigadier Nieto brindó unas breves palabras: “Este acto por más simple que parezca es de una trascendental importancia para sus protagonistas. Quiero hacer un reconocimiento al director general de Salud saliente por su entrega y su vocación de servicio durante su gestión poniendo a disposición toda su voluntad y entusiasmo para cuidar lo más preciado que tenemos: la vida de todos los integrantes de la Fuerza Aérea”.

A continuación, pronunció la fórmula de rigor y colocó en funciones al brigadier Daghero, quien saludó al personal de ahora en adelante a su cargo.

Para concluir el evento, los asistentes compartieron un ágape en el comedor del tercer piso. Allí el nuevo director general de Salud realizó un brindis en el cual aprovechó para expresar algunos pensamientos.

“Agradezco a la conducción superior de la Institución por haberme conferido esta enorme responsabilidad que es cuidar la salud de nuestro personal tanto en actividad como en situación de retiro, en definitiva velar por la felicidad de nuestra familia aeronáutica”, afirmó el brigadier Daghero.

Asimismo, reconoció al brigadier mayor Lucero por haber sido su instructor durante el pasado año (en el cual se desempeñó como subdirector general de Salud) brindándole toda la información que tenía a su alcance para “que hoy tenga menos miedo que el que podría llegar a tener”. También brindó palabras de agradecimiento a su familia y a sus compañeros de promoción.

Al personal del organismo “les pido que el trabajo realizado con el brigadier mayor Lucero lo continuemos haciendo bajo mi conducción, siempre en pos del servicio, de la Institución y de la familia aeronáutica (…) Les pido que seamos la luz que se enciende, esa luz de esperanza, cuando ellos nos necesitan”. Y agregó: “Somos una Dirección General que brinda servicio, tal vez en el momento en el que más lo necesitamos, ahí tenemos que estar nosotros conteniendo, apoyando, consolando profesionalmente y, hasta a veces, no profesionalmente con mucho amor hacia el camarada, hacia el par, hacia la familia”.

En sus palabras, se refirió el término mística del médico, la cual quiere transmitir y cultivar en su personal y en los futuros oficiales profesionales del área. El amor, el sentido de pertenencia, el compromiso nacen de esa mística y es su principal objetivo.

Nuevamente dirigiéndose al brigadier mayor Lucero, concluyó: “Le deseo lo mejor. Va a ser difícil igualarlo”.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS