FUERON FORMADOS CON MODERNAS TÁCTICAS DE COMBATE Y CON EL ESPÍRITU GUERRERO DE LOS VIEJOS CAZADORES


Manifestó el jefe de Grupo 4, comodoro Néstor Guajardo, en la ceremonia de egreso del Curso de Estandarización de Procedimientos para Aviadores de Combate
Por Lic. Cecilia Vergara / Fotos por C. Natalia Gadea


“Mendoza, tierra del sol, del buen vino y cuna de la aviación de caza” debería proclamar el famoso eslogan colocado en la entrada a la provincia y que llena de orgullo a los mendocinos. Es allí donde, en las instalaciones de la IV Brigada Aérea de la Fuerza Aérea Argentina (FAA), con asiento en la ciudad de El Plumerillo, se forman los aviadores de combate de nuestra Institución.

En la mañana gris y lluviosa del 2 de octubre, la Unidad se vistió de fiesta para realizar la ceremonia de egreso del Curso de Estandarización de Procedimientos para Aviadores de Combate (CEPAC) año 2014-2015.

En la plataforma central, el jefe de Unidad, brigadier Xavier Isaac, recibió a la comitiva encabezada por el titular de la Fuerza Aérea, brigadier general “VGM” Mario Miguel Callejo, que arribó en un avión Fokker FK-28, desde la ciudad de Buenos Aires, para participar de la celebración.

También se hicieron presentes altas autoridades de la FAA y del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas; los jefes de Unidad y Organismos; los presidentes de las asociaciones de Pilotos de Caza, Transporte y Helicópteros; personal militar y civil de la IV Brigada, familiares e invitados especiales.

El acto se realizó en el microcine de la Unidad, donde para comenzar, la Banda de Música y Guerra local interpretó los acordes del Himno Nacional Argentino. Inmediatamente, se leyó la Orden de Grupo que da por aprobado el CEPAC año 2004-2015 y luego, el capellán de Brigada, padre Sergio Tejada, realizó una invocación religiosa y bendijo los diplomas.

El jefe de Grupo 4 de Caza, comodoro Néstor Guajardo, brindó un emotivo discurso que comenzó con un especial agradecimiento: “Deseo expresar que el egreso de estos pilotos del CEPAC ha resultado de la conjunción del esfuerzo de grandes cantidades de personal de diferentes organismos que han apoyado nuestra actividad de vuelo”.

Refiriéndose a los flamantes egresados manifestó que, luego de un año de estudio y de práctica, “se asoman a la vida profesional como pilotos de caza, pero esto recién comienza; les queda mucha senda por recorrer. (…) Ustedes han elegido el camino del servicio, plenamente conscientes que si la Patria los necesita deberán entregar hasta el bien más preciado que poseen. Sé que nada de esto los amedrenta porque han sido formados en la Escuela de Caza por instructores que, además de haberles transmitido modernas tácticas de combate, han impreso en ustedes el espíritu guerrero de los viejos cazadores”.

“Cuando celebramos el ‘Vuelo Solo’ en abril, les recomendé que portaran el escudo de armas del CB2 con el honor que ello requería porque llevarían en sus brazos un símbolo con profunda tradición guerrera, que nos recuerda el espíritu de combate que debe ser el soporte de nuestros ideales, el mismo que sostuvo a aquellos que hace 33 años mostraron al mundo que cuando la Fuerza Aérea cierra filas, no hay quien pueda”, expresó Guajardo y los instó a sentirse orgullosos de portar los uniformes y a ser merecedores de ser llamados soldados.

Y agregó para finalizar sus palabras: “Ustedes han sido elegidos uno entre mil. Son soldados del aire que conforman la punta del iceberg de la Nación porque si suena el clarín llamando a la batalla, mientras otros se resguarden, juntos debemos mostrarnos desenvainando la espada de la Defensa, en custodia de los intereses vitales de la Nación”.

Para oficializar el egreso, se entregaron diplomas y estatuillas por parte del jefe de Escuadrón 1 – IA 63 “Pampa 2”, mayor Jerónimo Rodríguez Senes, y de los instructores, capitán Francisco Flores, y primeros tenientes Esteban Bousi y Sebastián Gabalda. Asimismo, se otorgaron distinciones al primer puesto en orden de mérito, al primer promedio en Táctica Aire-Aire, Táctica de Intercepción, Tiro Aire-Tierra y Tiro Aire-Aire.

A continuación, los presentes se trasladaron al hall del Grupo 4 de Caza, donde desde el año 1968, se encuentran como testimonio las panoplias con el nombre de todo el personal de oficiales egresados como aviadores de combate. Allí, se proyectó un video institucional referente a las últimas actividades realizadas en vuelo. Luego, y tras la bendición del padre Tejada, se descubrió la panoplia y el cuadro con los nombres de los nuevos pilotos de combate de la promoción 76.

Posteriormente, se invitó a todos a participar de un ágape en el Casino de Oficiales, oportunidad en la que el jefe de la IV Brigada, brigadier Xavier Isaac, entregó a cada piloto egresado un cuadro conmemorativo de su paso por la Unidad. En unas breves palabras destacó que el objetivo de la Brigada y su misión principal es ver egresar pilotos de combate, y asimismo, expresó su agradecimiento al personal por la colaboración en la preparación del festejo.

El tradicional brindis final fue realizado por el titular de la FAA, brigadier general Callejo, quien también hizo uso de la palabra y dijo: “Estoy muy contento de acompañarlos en esta celebración, en este egreso. Mi reconocimiento a la totalidad del personal de la IV Brigada Aérea. Estamos en la cuna de la aviación de caza que está marcada por los que hace 33 años han dado testimonio de lo que es el espíritu de caza de la Fuerza Aérea Argentina. A los oficiales egresados permítanme expresarles que como jefe de Estado Mayor General me siento muy orgulloso por el logro alcanzado”.

Y al grito de “NO HAY QUIEN PUEDA”, lema representativo de los pilotos de combate, finalizó el evento.

LA FORMACIÓN DEL PILOTO DE CAZA EN LA FAA

En el Curso de Estandarización de Procedimientos para Aviadores de Combate (CEPAC), los alumnos cursantes reciben conocimientos teórico-prácticos, una instrucción académica y de vuelo correspondiente en el avión IA-63 Pampa II, durante el lapso de un año aproximadamente.

Entre esos conocimientos también se busca formar y desarrollar las cualidades particulares que caracterizan al piloto de caza: coraje, disciplina, lealtad, deseo de superación y un profundo sentido del deber.

Una vez egresados, los pilotos podrán ser seleccionados para integrar alguno de los escuadrones de combate operativos con los que cuenta la Institución.


Colaboración: Cap. María Elena Sánchez Calvo – IV Brigada Aérea


Imprimir


Noticias en Vuelo Sitio Oficial de la FUERZA AEREA ARGENTINA Facebook Oficial de la FUERZA AEREA ARGENTINA Canal Oficial de YouTube de la FUERZA AEREA ARGENTINA Revista Aeroespacio QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS