“LOGRAMOS QUE TODOS LOS CUADROS LUCHEN POR UN MISMO OBJETIVO”


Manifestó el teniente Claudio Zeli, integrante del cuerpo técnico del seleccionado de fútbol de la Fuerza Aérea, que resultó subcampeón del Torneo “Buenos Aires Cup”
Por Lic. Cecilia Vergara / Fotos: Cortesía seleccionado de fútbol


El seleccionado de fútbol masculino representativo de la Fuerza Aérea Argentina (FAA) participó durante el mes de julio del Torneo “Buenos Aires Cup” que se disputó entre doce equipos amateurs de Sudamérica y Europa. Se desarrolló en el Club Gimnasia y Esgrima de la ciudad de Buenos Aires (GEBA) y, para orgullo de los integrantes de la FAA, el selectivo obtuvo el segundo puesto.
Finalizado el Torneo, el titular de la FAA, brigadier general “VGM” Mario Miguel Callejo, felicitó al equipo por el esfuerzo y la destreza demostrados en un campeonato de esta magnitud.

Noticias en Vuelo conversó con el teniente Claudio Zeli, profesor de Educación Física e integrante del cuerpo técnico del seleccionado, sobre la preparación del equipo y el desarrollo del Campeonato.

“El equipo selectivo viene funcionando desde hace más de tres años y hasta el momento sólo jugaba en Torneos Interfuerzas y en partidos amistosos”, manifestó el teniente y agregó: “El Torneo Buenos Aires Cup es internacional y vinieron equipos de Francia, Colombia, Ecuador, Chile, Japón y equipos de acá también. Se enteró el Departamento de Deportes y le comunicó a los jugadores si querían participar. Y este grupo maravilloso que se armó dijo ‘sí, vamos a jugar, nos vamos a poner la camiseta de la Fuerza Aérea y la vamos a representar’ ”.

Con respecto al entrenamiento físico de los integrantes del seleccionado, el teniente explicó que en el mes de abril “decidimos con el cuerpo técnico y el equipo, afrontar este compromiso. Y empezamos a prepararnos dos veces al mes todos juntos. También se hacía lo que llamamos ‘entrenamiento invisible’, que implica un trabajo muy profesional por parte del cuerpo técnico de oficiales de Educación Física, que consistía en una planificación que los jugadores tenían que respetar, entrenando tres o cuatro veces por semana, por propia voluntad siendo su responsabilidad. Consideramos que era la única forma de obtener resultados porque estábamos entrenando sólo dos veces al mes, con deportistas recreacionales. Les dimos las herramientas necesarias para que entrenen, lo puedan hacer bien y sea efectivo el entrenamiento evitando que se lastimen”.

Antes del campeonato, en muchos de los entrenamientos, algunos jugadores se ausentaron por cuestiones del servicio y por ese motivo el cuerpo técnico trabajó a conciencia, al 100%, para los jugadores que sí podían entrenar.

“Para formar el equipo y designar las distintas posiciones de cada jugador, el que siempre tuvo la palabra fue el director técnico, que es muy profesional y siempre escuchó el asesoramiento y aporte de los profesores de Educación Física. Elegimos todos los entrenadores del cuerpo técnico porque la elección no sólo depende del juego sino de la personalidad de cada jugador, del puesto que ocupa y del rendimiento físico. Fueron muchos los parámetros que tuvimos en cuenta al momento de elegir el equipo titular. En realidad, todos los jugadores respondieron muy bien, todos pensaron en el equipo y dejaron lo mejor en la cancha. La actitud siempre fue buena”, aseguró el preparador físico.

En cada encuentro se desarrolló la parte técnico-táctica a cargo del director técnico, el suboficial principal Gonzalo Bustos, mientras que la preparación física fue realizada por los tenientes Juan Ramírez y Germán Ontiveros y el entrenamiento de arqueros por el teniente Claudio Zeli. Los mismos se realizaron en el Círculo de Oficiales sede Vicente López y en el Círculo de Personal Civil, en Villa Soldati.

Asimismo, para este evento deportivo, se sumó al equipo de trabajo una nutricionista, la personal civil Cintia Sátara, que los ayudó con una dieta acorde, labor que se vio reflejada en el campo de juego. En palabras del teniente Zeli, la licenciada fue un gran complemento porque sustituyó las fuentes energéticas para que los jugadores puedan dar lo mejor.

Al inicio, el Buenos Aires Cup constó de una etapa clasificatoria en la que dos zonas conformadas por cinco equipos se disputaron en cuarto partidos las diferentes categorías. Entre ellas se encontraba la Copa de Bronce, la de Plata y los primeros lugares clasificaban para la Copa de Oro.

“Con el selectivo de la Fuerza Aérea logramos clasificar para la Copa de Oro, es decir que salimos primeros de nuestro grupo; y el partido final lo jugamos contra el equipo de GEBA”, explicó Zeli y manifestó orgulloso: “Perdimos la final pero lo que se logró a nivel grupo fue algo muy bueno. La actitud de camaradería y compañerismo que tuvieron fue increíble. Logramos que todos los cuadros de oficiales, suboficiales, soldados voluntarios y personal civil luchen por un mismo objetivo, sabiendo que un compañero iba a estar dando la vida por el otro dentro de la cancha. Lo importante solamente era representar a la Fuerza y dejarla en lo más alto. Y lo logramos”.

Para finalizar, el teniente Zeli expresó que fue “un trabajo en equipo. El individualismo ya no sirve más. El técnico no es solamente la única cabeza, hay todo un cuerpo técnico atrás trabajando, haciendo estadísticas, investigando para obtener el mejor resultado posible. Ahí se notó la diferencia con la que trabajó la Fuerza Aérea. Quiero destacar el compromiso y el profesionalismo del cuerpo técnico y sobre todo de los jugadores”.

EL SELECCIONADO

Actualmente, está conformado por treinta jugadores de entre 27 y 33 años.

El cuerpo técnico lo integran los tenientes Germán Ontiveros, Juan Ramírez y Claudio Zeli, el suboficial principal Gonzalo Bustos, el cabo primero Leandro Amado y el cabo primero Leonardo Cabrera. Por su parte, el equipo está formado por los capitanes Gonzalo Carranza y Luciano Gómez; los primeros tenientes Germán Santander y Alejandro Albarracin; el teniente Eduardo Mirko; el alférez Guillermo Pugliara; los cabos principales Pablo Fernández, Cristian Rodríguez Torres y Nelson Vázquez; los cabos primero José Britos, Luis Deharbe, Nicolás Vega y Emilio Gallegos; los cabos Lucas Pregot y Gonzalo Bustos; los soldados voluntarios Gerardo Lagraña, César Castillo, Guillermo Plada y Lucas Insaurralde; y el personal civil Diego Kovacs.

Zeli explicó que “hay integrantes que están desde que se formó el equipo, se fueron sumando otros y algunos también se fueron. Nosotros lo que buscamos es lo mejor en cuanto al fútbol de toda la Fuerza, y la gente que reclutamos para este equipo es la que pudimos probar y ver a través de partidos amistosos, de convocatoria, del boca en boca. Hay jugadores de toda la Fuerza Aérea. Los que vienen de más lejos llegaron de Paraná y el resto son todos de la Guarnición Aérea Buenos Aires”.

El teniente agradeció, en nombre del Departamento Deportes, al Círculo de Suboficiales Asociación Mutual, que donó los equipos de gimnasia que utilizaron los deportistas para el entrenamiento y la camiseta oficial de la Fuerza Aérea y también, al Círculo de Personal Civil que obsequió el equipo oficial compuesto por pantalón largo y campera.

“Fue todo a pulmón. Queremos que crezca el equipo, el deporte, la actividad física y los equipos representativos. Queremos que crezca la Educación Física dentro de la Fuerza Aérea”, expresó Zeli y finalizó: “La idea a futuro es que siga el selectivo, que es nuestra ‘joyita’, y tener un equipo selectivo para jugar en máster -que es para mayores de 30 años-, armar un equipo de fútbol de salón (futsal) y un equipo femenino -que ya se creó pero no jugó torneos todavía”.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS