“ES POR ESTOS HOMBRES QUE RECIBIMOS EL MEJOR TESTIMONIO DE GLORIA Y HONOR“


Manifestó el jefe del Escuadrón I C-130, mayor Marcelo Pulenta, en la ceremonia de homenaje a los caídos en Malvinas de la I Brigada Aérea
Por Lic. Cecilia Vergara / Fotos por Prensa I Brigada Aérea


El lunes 1 de junio, se realizó en el Monumento a los Héroes de Malvinas de la I Brigada Aérea de El Palomar, una ceremonia por el 33º Aniversario del derribo del avión C-130 Hércules de la dotación de la Unidad durante el Conflicto del Atlántico Sur.

Fue presidida por el titular de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier general “VGM” Mario Miguel Callejo, quien se encontraba acompañado por el comandante de Adiestramiento y Alistamiento, brigadier mayor “VGM” Mario Roca; el inspector general de la Institución, brigadier mayor “VGM” Ernesto Paris; el jefe de Unidad, brigadier Arturo Moyano; brigadieres en actividad y en situación de retiro; el titular de la Dirección Malvinas e Islas del Atlántico Sur, comodoro mayor “VGM” Alejandro Vergara; el presidente de la Asociación de Veteranos de Guerra de Malvinas “Bahía Agradable”, comodoro (R) “VGM” Héctor Rusticini; el suboficial del Estado Mayor General, suboficial mayor “VGM” José Guastalla; el presidente del Círculo de Suboficiales Asociación Mutual, suboficial mayor (R) Hugo del Mar Castellini; ex jefes de la I Brigada Aérea; ex jefes y ex tripulantes del Escuadrón I C-130; jefes de Grupos, de Departamentos y personal de la Guarnición Aérea El Palomar; el presidente de la Asociación de Tripulantes de Transporte Aéreo; veteranos de guerra, amigos de Fuerza Aérea y familiares del personal caído en combate.

La Banda de Música Jorge Newbery dirigida por el teniente Ángelo Gorostidi ejecutó los acordes del Himno Nacional Argentino y el capellán de la Guarnición Aérea El Palomar, presbítero César Tauro, realizó una invocación religiosa.

Luego, el jefe del Escuadrón I C-130, mayor Marcelo Pulenta pronunció palabras alusivas en las que realizó una breve reseña del accionar de la Unidad en Malvinas, a la vez que manifestó: “En esta contienda desigual, enaltecemos la actitud de nuestros tripulantes que combatieron cumpliendo el juramento de defender a la Patria hasta perder la vida […]. Es por estos hombres que quienes integramos la I Brigada Aérea, el Escuadrón C-130, recibimos el mejor testimonio de gloria y honor que puedan dar a los hombres de bien y tenemos la responsabilidad de no olvidar el sacrificio supremo de la máxima entrega en pos de la Patria”.

A continuación, se colocaron ofrendas florales en representación de la I Brigada, la Asociación de Tripulantes de Transporte Aéreo, el Círculo de Suboficiales Asociación Mutual, el Escuadrón I C-130 Hércules, el Casino de Suboficiales de la Unidad y la Compañía de Defensa y de Amigos de la Fuerza Aérea.

En la ocasión, se leyó la nómina del personal caído en la gesta de Malvinas perteneciente a la I Brigada Aérea, ascendidos al grado inmediato superior post mortem: comodoro (PM) Hugo César Meisner; mayor (PM) Rubén Héctor Martel; mayor (PM) Carlos Eduardo Krause; suboficial mayor Julio Jesús Lastra; suboficial principal Manuel Alberto Albelos; suboficial auxiliar (PM) Miguel Ángel Cardone; suboficial auxiliar (PM) Carlos Domingo Cantesano y cabo (PM) Guillermo Ubaldo García. Seguidamente, se efectúo un minuto de silencio y un pasaje aéreo de una aeronave Hércules C-130.

Para finalizar la ceremonia, se invitó a las autoridades e invitados especiales al ágape que se realizó en las instalaciones del Casino de Oficiales. Allí, el hijo de uno de los caídos, Ezequiel Martel, entregó al Escuadrón I un cuadro con uno de los últimos busos de vuelo de su padre que quedará en custodia en la Sala Histórica de la Unidad. “Lo hemos hablado con la familia y no es que uno se desprende, sino que lo queremos entregar porque desde hace 33 años esta querida Brigada nos reúne y tiene la deferencia de invitarnos, y nosotros estamos muy agradecidos, siempre. De chico me enseñaron que cuando tenía que decir gracias lo dijera y esta es mi manera de decirlo […]. Quería que esté acá para que cuando las cosas estén difíciles lo miren y les den ganas de seguir adelante”, expresó emocionado Ezequiel.

Asimismo, en este acto, se hizo propicia la oportunidad para que el jefe de la I Brigada, brigadier Arturo Moyano, comunicara el cambio de denominación de las calles internas de la Unidad con los nombres de los tripulantes caídos en Malvinas y del soldado García.

Seguidamente, invitó a los presentes a descubrir la señalética de la calle principal de la Unidad, denominada Comodoro D. Hugo C. Meisner. Cabe destacar que cada nombre fue intencionalmente colocado en las proximidades de las instalaciones donde cada oficial desempeñaba sus actividades.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS