SEMINARIO SOBRE EL CONFLICTO DEL ATLÁNTICO SUR EN EL EDIFICIO CÓNDOR


En cuatro jornadas el personal de diferentes unidades participará de charlas sobre las vivencias de sus protagonistas
Por Alf. Natalia Urquiza / Fotos: C1º Virginia Canelo



Durante la mañana del 13 de mayo en el Microcine del Edificio Cóndor comenzó el Seminario sobre el Conflicto de Malvinas, el cual se prolongará durante los días 29 de abril y 5 y 12 de junio. Organizado por el Comando de Adiestramiento y Alistamiento, participan como expositores veteranos de diferentes especialidades quienes en cada jornada recuerdan experiencias de heroísmo, camaradería y amor por la Patria.

Los encargados de dar inicio al Seminario fueron el comandante de Adiestramiento y Alistamiento y el jefe de Estado Mayor de ese Comando, quienes agradecieron el interés del personal en participar e informarse sobre el Conflicto.

La charla comenzó con la exposición del brigadier (R) “VGM” Miguel Cruzado, entonces teniente quien relató que “fue una circunstancia muy particular, en la cual se formó un verdadero equipo que trabajó en pos a un objetivo en común y logró amalgamar un espíritu que iba más allá de las edades y las jerarquías”. Rememorando el momento en que inició el conflicto agregó: “En aquel entonces estábamos en las unidades realizando la actividad diaria y una mañana nos enteramos por los medios de comunicación que se habían tomado las Islas Malvinas. Yo estaba destinado en Reconquista, donde el 1º de abril había llegado una orden que informaba el despegue de una escuadrilla de IA-58 Pucará, prevista para hacer una demostración en Salta, pero una contraorden modificó el rumbo hacia Río Gallegos. En condiciones totalmente desfavorables despegamos esa noche hacia el sur, llegando a la madrugada. Ya el 2 de abril por la tarde había una escuadrilla desplegada en las Islas con intención de estar presente en el lugar, pero nadie se imaginaba lo que iba a pasar después.”

Dentro de sus vivencias, Cruzado destacó el momento en que fue prisionero de guerra luego de que su Pucará fuera derribado: “La tarde del 28 de mayo despegué con el primer teniente Juan Micheloud. Comenzamos a atacar y luego de recibir varios impactos de misil en el avión, me tuve que eyectar. Caí al piso, me enredé con el paracaídas y cuando conseguí levantarme me apuntaban por la espalda. En ese momento para mí la guerra se había acabado. Luego, un suboficial inglés me llevó hacia una retaguardia donde pasé la noche junto con otros prisioneros y me interrogaron, siempre de buena manera. Días después me llevaron a San Carlos en helicóptero, donde finalmente me reunieron con otras personas de la Fuerza Aérea.”

Para dar cierre al racconto de experiencias personales, el brigadier recalcó rotundo: “Todo esto se recuerda por los que quedaron en las Islas. Todo lo que pasó no fue en vano.”

El segundo expositor fue el comodoro “VGM” Arnaldo Favre, quien durante la guerra tenía el grado de alférez y pertenecía a la VII Batería de la Base Aérea Material Cóndor. Acompañando su relato con una proyección de fotos del conflicto, contó que “había cumplido 22 años, era alférez en el tercer mes y estaba destinado en Comodoro Rivadavia, en el Escuadrón Tropa. Tras terminar de hacer la incorporación de Soldados Conscriptos, me dieron quince días de descanso. Cuando volví el 1º de abril a mi destino me comentaron que habían tomado las Islas y me mandaron con un grupo de soldados a controlar el aeropuerto”, explicó el comodoro y agregó: “Me presenté con el brigadier Crespo, quien me puso a cargo de la artillería de Comodoro Rivadavia con poca experiencia pero mucho entusiasmo de mi parte. Busqué soldados y herramientas para armar la batería.” Lo admirable de la experiencia de Favre es que aunque tenía orden de quedarse en Comodoro Rivadavia, le rogó a su jefe directo que le permitiera ir a Malvinas. Su poca experiencia en la Fuerza Aérea no fue un impedimento ya que su convicción por defender a la Patria era más fuerte.

Con respecto a su arribo a las Islas, el comodoro expresó emocionado: “Una vez listo mi grupo de artilleros y el correspondiente armamento, cruzamos a Malvinas el 13 de abril. Llegamos a Puerto Argentino de madrugada, apenas comenzaba a asomar el alba, con la inmensa alegría de bajar del Hércules y ver flamear a nuestra Bandera Argentina.”

El comodoro recordó con calidez sus vivencias como un joven artillero y reconoció a los soldados como “un ejemplo para la Fuerza Aérea”. Además, leyó con marcada admiración una carta del brigadier Luis Castellano extraída de su diario privado sobre la finalización de la guerra. Para concluir con su exposición expresó: “En el momento de nuestra rendición nos formamos y cantamos el Himno Nacional. Fue muy emotivo ver que los ingleses, como nosotros, saludaron a nuestra canción patria.”

La primera jornada fue sumamente proactiva y emotiva, aumentó en detalle los conocimientos sobre el Conflicto y rememoró el heroico accionar de quienes dejaron todo por nuestro País. Lo mismo se espera de las tres fechas siguientes y es sin duda una gran iniciativa por parte del Comando de Adiestramiento y Alistamiento.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS