“DESEAMOS QUE EL LIBRO SEA PROVOCADOR, GENERADOR DE REACCIONES”


Así definió el objetivo de “55 Héroes. El legado de la Gesta del Atlántico Sur en la Fuerza Aérea Argentina” el comodoro “VGM” (R) Gabriel Pavlovcic, uno de los autores
Por 1er. Ten. Laura Pereyra / Fotos por C. María José Villarroel
 De izquierda a derecha: Lic. Esteban Raczynski, comodoor “VGM” Alejandro Vergara y comodoro “VGM” (R) Gabriel Pavlovcic. El titular de la FAA junto a los familiares de los Caídos luego de la entrega de libros


Es inevitable no sentir orgullo cuando se porta un uniforme militar con verdadera vocación de servicio, es el caso particular de esta cronista al representar a la Fuerza Aérea Argentina. Y qué decir sobre lo que se siente cada año al recordar el accionar de los 55 héroes que, sin dudarlo, lucharon para defender las Islas Malvinas y ofrendaron sus vidas.

Durante la tarde del jueves 7 de mayo las almas de los caídos estaban más presentes que nunca en el Aula Magna del Círculo de Oficiales de nuestra Institución donde el orgullo de ser argentinos; la obligación intacta de rendirles homenaje y el agradecimiento permanente por su entrega, generaron un clima en el que era imposible no derramar una lágrima o tener “piel de pollo”.

En el marco del 33° Aniversario del Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina (FAA), el comodoro “VGM” (R) Gabriel Pavlovcic y el Lic. Esteban Raczynski presentaron oficialmente, ante un multitudinario auditorio, su libro dedicado especialmente a los caídos, titulado “55 Héroes. El legado de la Gesta del Atlántico Sur en la Fuerza Aérea Argentina”.

Para acompañarlos en este momento tan especial, tras varios meses de intenso trabajo, se hizo presente el titular de la FAA, brigadier general “VGM” Mario Miguel Callejo, junto a la cúpula completa de brigadieres en actividad y a los ex jefes de la Institución. También participaron de la presentación oficiales, suboficiales, personal civil de la Fuerza; integrantes de distintas asociaciones que nuclean al personal de la FAA, familiares de los protagonistas del libro e invitados especiales. La Banda de Música de la Guarnición Aérea Buenos Aires, a cargo del teniente Ángelo Gorostidi, hizo lo suyo, siguiendo con sus acordes cada momento de la presentación.

Todo se inició con la trasmisión del corto institucional que recuerda nuestro Bautismo de Fuego. El comodoro mayor “VGM” Alejandro Vergara, director de Malvinas e Islas del Atlántico Sur, ofreció unas palabras a los autores agradeciendo la labor realizada y recalcó el aporte de los diversos elementos incluidos para hacer que el proyecto del libro hoy sea una realidad: el brigadier general Callejo, quien apoyó el proyecto desde el inicio; los distintos organismos de la Institución que brindaron asesoramiento, aportaron archivos y realizaron las correcciones de los escritos; y la Editorial Arte fueron algunos.

Tras felicitar a los autores por su brillante trabajo -como el mismo comodoro mayor definió a la obra- resaltó: “Hoy honramos y recordamos con inmenso afecto y cariño a nuestros 55 héroes: 36 oficiales, 14 suboficiales y 5 soldados que patrullan eternamente nuestro cielo malvinense”.

Luego, fue el turno del comodoro “VGM” (R) Gabriel Pavlovcic, quien al referirse al objetivo principal de la obra expresó: “Deseamos que el libro sea provocador, no agresivo sino generador de reacciones. Ojala sea así. Es un libro de ‘gentes’, en un decir campero, para que cada uno se identifique. Es un símbolo de pertenencia”. Y continuó: “La gesta del Atlántico Sur comenzó con la “Operación Rosario”: hoy, las 55 cuentas de nuestro rosario son nuestros héroes. Nunca los olvidemos”.

Para dar cierre a las palabras alusivas, el brigadier general Callejo también se sumó manifestando: “Mi preocupación permanente es poder transmitirle este tipo de mensajes a los jóvenes que tenemos en nuestros institutos de formación (…) Realmente felicito a los autores y esperemos que este libro sí sea el mensaje para ellos”. El comodoro Pavlovcic se acopló a este pedido y agregó: “Queremos que los jóvenes se den cuenta que están siguiendo las huellas y la senda que dejaron nuestros héroes”.

Con la voz quebrada y los ojos brillosos, Callejo recordó a los Caídos en la Guerra y contó que “en cada oficina en la que me tocó estar, donde puedo recibir a la gente, tengo siempre en mi escritorio la foto de mi querido compañero, el capitán (José) Ardiles. De nuestra promoción, en el año ’82, fuimos los únicos dos destinados a Tandil. Todavía la tengo. A él le pido apoyo en las decisiones difíciles que a veces me tocan tomar en la Fuerza Aérea, porque lo siento como un ángel de la guarda. Únicamente a él le rindo cuentas”.

Tras cerrados aplausos del auditorio, los familiares de los héroes recibieron por parte del brigadier general un libro junto a una dedicatoria escrita y firmada especialmente por él.

Ya en un clima extremadamente emotivo, el suboficial mayor “VGM” Eduardo Andrioli leyó la poesía “Cuando pases a su lado” que él mismo escribió sobre el cuadro que retrata a los 55 Caídos de la FAA.

Los acordes de la "Marcha de Malvinas" y "Alas Argentinas" coronaron la conmovedora jornada y todos compartieron un coffee break en un salón contiguo.

EL LIBRO

Luego de casi siete meses de trabajo y más de treinta años de recopilación de datos y fotos -como los mismos autores expresan-, el libro consta de 264 páginas color, de las cuales 165 -la mayoría de producción propia- están dedicadas plenamente a los caídos. “Este trabajo es una memoria fotográfica que contiene más de 2.500 fotos. Sólo la fotografía puede captar el tiempo y detenerlo (…) Es una humilde devolución de un ciudadano civil argentino a los 55 héroes que dieron su vida por la libertad y el respeto de la Nación argentina”, recalcó Raczynski.

Está escrito en tercera persona, desde la voz de la Fuerza Aérea, y cuenta con dos prólogos: uno institucional, a cargo del JEMG y otro, escrito por la antropóloga e integrante del CONICET, Rosana Guber, “que aportó su generoso e intelectual conocimiento para que tengamos la opinión de una persona absolutamente distanciada, proveniente del ámbito académico y civil y con una visión más universal, para lograr que no sea un trabajo netamente castrense”, explicó Pavlovcic.

El libro está organizado en tres etapas: los diez años previos al Conflicto; la actuación de la FAA en Malvinas (sobre la base de un informe elaborado por la Institución) y la sección dedicada a los 55 héroes. “En todo el trabajo los hemos tratado como ciudadanos, a todos por igual. Todos han hecho un juramento a la misma bandera y hoy todos son héroes nacionales”, afirmó el comodoro.

Fue impreso por la Editorial Arte y está disponible para su compra en la Dirección Malvinas e Islas del Atlántico Sur. “Nutriéndonos de vivencias, relatos, fotografías; a través de medallas, monedas y sellos postales, la Gesta del Atlántico Sur trascendió las fronteras y el mundo la conoce”, finalizaron orgullosos los autores en diálogo con Noticias en Vuelo.

LOS ESCRITORES

El comodoro (R) Gabriel Pavlovcic es piloto de helicópteros, aviones y planeadores; fue director del Museo Nacional de Aeronáutica (MNA) y es autor de publicaciones relacionadas con la aviación argentina e historia aeronáutica. Esteban Razsinky es Lic. en Relaciones Públicas especializado en producción gráfica. Ambos vienen trabajando juntos desde el año 2005 y armaron trabajos como “Los clásicos en los siglos del Cono Sur” y “El ateneo rioplatense de fotógrafos aeronáuticos aficionados”.

“Desde el momento que nos conocimos siempre dimos en la tecla en lo que queríamos hacer sobre toda la aviación argentina. Nos complementamos mutuamente, yo con mi visión desde adentro de la Fuerza y él con su visión de relacionista público, absolutamente ciudadana”, explicó Pavlovcic.

EL HERMANO DE UN HÉROE

“Hoy es un centinela permanente que tenemos en Malvinas”, expresó el comodoro Pavlovcic al recordar en su discurso al cabo (PM) Héctor Ramón Bordón quien participó en la Guerra como soldado conscripto.

Noticias en Vuelo conversó con su hermano, cuatros años menor, Carlos Cándido Bordón, quien algunos años más tarde se incorporó a las filas de la Fuerza Aérea y hoy es cabo principal.

Tras recibir el libro de parte del titular de nuestra Institución, contó que “cuando ingresé a la Fuerza sentía mucha responsabilidad por dejar bien parado el apellido (…) Me acuerdo patente cuando convocaron a mi hermano para el Servicio Militar Obligatorio. A él siempre le gustó la Fuerza Aérea; estaba contento y tranquilo. Una semana después que se fue de casa nos mandó una carta contándonos que estaba en Comodoro Rivadavia y que le mandáramos una campera porque hacía mucho frío”, recuerda entre risas y sigue: “La última carta llegó el 4 de abril donde nos contó que ya estaba en Malvinas. Todo el tiempo repetía: ¡Viva la Patria! Tenía 17 años, no llegó a los 18 porque los cumplía el 2 de junio”.

“Vivo con mucho orgullo ser su hermano. A cada lugar que voy siempre encuentro a alguien que lo conoció y todos hablan bien de él. Con muchos nos hemos abrazado y llorado juntos. Pasan los años y es algo que no se puede evitar. Desde el cielo sé que me está mirando y estoy seguro que está muy contento de que sea parte de la Fuerza Aérea Argentina”, finalizó el suboficial.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS