"LA FUERZA AÉREA DEBE VOLAR PORQUE RESPIRA HORAS DE VUELO"


Lo expresó el jefe de Estado Mayor General de la Fuerza Aérea brigadier general "VGM" Mario Miguel Callejo en la ceremonia de "Vuelo Solo en Mendoza
Por 1er Ten Sheila Lyall / Fotos C.1º Virginia Canelo


En la mañana del miércoles 8 de abril, una comitiva encabezada por el Inspector General, brigadier mayor "VGM" Ernesto Paris partió desde la plataforma militar del Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery rumbo a la IV Brigada Aérea, ubicada en Mendoza.

En esta jornada se llevó a cabo una nueva ceremonia del tradicional "Vuelo Solo", donde los pilotos realizan su primer vuelo en la aeronave sin la compañía de un instructor.

En esta oportunidad los pilotos egresados del Curso de Estandarización de Procedimientos Aéreos de Combate (CEPAC), recibieron los escudos y pañuelos respectivos que los acreditan como parte del Escuadrón IA-63 PAMPA II.

El comienzo de esta ceremonia tan significativa estuvo marcado por el arribo del jefe de Estado Mayor General de la Fuerza Aérea (JEMGFA) brigadier general "VGM" Mario Miguel Callejo y autoridades del Comando de Adiestramiento y Alistamiento (CAA) en las aeronaves Pampa pertenecientes a la IV Brigada. Allí fueron recibidos por el jefe de la Unidad, brigadier Xavier Isaac.

El acto fue presidido por el brigadier general Callejo. Y una vez presentados los efectivos por el jefe del Grupo Aéreo 4, comodoro Néstor Guajardo, la Banda de Música y Guerra de la VI Brigada Aérea a cargo del capitán Gerardo Mancini, entonó los acordes del Himno Nacional Argentino.

Luego el capellán de la Unidad, padre Sergio Tejada realizó una invocación religiosa y bendijo loa diplomas y pañuelos que les serían entregados a los nuevos pilotos.

Una vez que fue leída la Resolución, donde acredita el exitoso desempeño de los nuevos pilotos egresados del CEPAC 2014, el comodoro Guajardo pronunció palabras alusivas. El jefe del Grupo 4 de Caza tuvo un discurso motivador alegando que "queda mucho camino por recorrer, los insto a continuar para desarrollar todo su potencial". Finalmente el comodoro dijo que "la clave está en la entrega personal de cada uno".

Luego cada uno de los instructores que acompañaron el desempeño de los cursantes fueron los responsables de entregarles los pañuelos y escudos pertenecientes al sistema que vuelan. Esto culmina con una firma en el Libro de Oro que los ubica oficialmente como pilotos adiestrados.
Marcando el final del acto, al son de Diana de Gloria el brigadier general Callejo y autoridades del Comando de Adiestramiento y Alistamiento, entregaron presentes a los pilotos agasajados como final de una etapa muy importante de su carrera.

En uno de los hangares de la brigada, se realizó un almuerzo que estuvo amenizado por el buen clima y la camaradería de todos los presentes.

El jefe de la IV Brigada Aérea, brigadier Xavier Isaac, también tuvo la oportunidad de dar unas palabras: "el corazón del Vuelo Solo son los alumnos y los invitados" y agradeció que representantes de las Unidades y Organismos de la FAA acompañaron esta celebración.

Como cierre de este día el jefe de la Fuerza Aérea también se refirió a lo ocurrido: "quiero reconocer y felicitar a los nuevos pilotos, estoy realmente conmovido y los felicito por la convocatoria en donde puedo ver reunidas a todas las unidades".

Callejo, se manifestó enfáticamente al referirse al espíritu de la Institución que conduce: " la Fuerza Aérea Argentina debe volar porque respira en horas de vuelo" . Finalmente destacó que el espíritu de nuestros precursores se encuentra vivo y concluyó brindando por la Institución que preside.


Imprimir


QUIENES SOMOS HISTORIAS DE NUESTRA GENTE NOTICIAS EN VUELO TV NOTICIAS EN VUELO DIGITAL HISTORIAL NOTICIAS EN VUELO CONTACTENOS